viernes, 22 de febrero de 2008

Espera una sorpresa, genera una ilusión



Repasando lo escrito esta semana me doy cuenta de que la balanza de los reportajes se ha inclinado más hacia lo emocional, y por lo tanto, deseo cerrar la semana como empecé. Con un reportaje para reflexionar y una sonrisa en la cara.

Soy un auténtico fan del fenómeno "casting tv". En primer lugar porque me brinda la posibilidad de reírme en una gran cantidad de momentos. En segundo, porque me entretiene y tras un arduo día de trabajo, en ocasiones prefiero ver este tipo de programas o cualquiera de mis series favoritas a un maravilloso documental de "la 2" sobre la reproducción de los berberechos en la antigua Yugoslavia (por muy extraño que parezca). Pero la tercera y más importante razón, es porque en ocasiones me sorprende.

Cada día abro los ojos y espero descubrir en cada situación nueva, algo que no esperaba. Las emociones que siento suelen ser alegría y satisfacción. Me alegro cuando me doy cuenta de que se me ha pasado el tiempo volando por una conversación inesperadamente agradable. Me siento satisfecho cuando voy al cine y me sorprende una película por la que no hubiese apostado, o cuando mi hermano pequeño me deja un cd del último grupo de hiphop que le gusta y me descubro riéndome de sus letras y llamándole para contárselo.

Pero volviendo a los programas que antes mencionaba y a sus descubrimientos, creo que hay una persona y un vídeo que ejemplifica claramente cómo, si conseguimos eliminar nuestros prejuicios y nos abrimos a disfrutar de lo nuevo, podemos ser inmensamente felices.

Paul Potts trabaja en una tienda de telefonía móvil, tiene algo de sobrepeso y no se puede decir que sea especialmente agraciado físicamente. Inicialmente eso generó una idea a los miembros del jurado de la edición inglesa de factor X. Pero cuando dijo que iba a cantar ópera algunos no pudieron contener su sonrisa.

Pero algo cambió cuando comenzó a cantar...

video

[Para visionar el vídeo concreto : http://youtube.com/watch?v=USRw5FQJuG0 ]

Me gusta esa sensación. Y hoy viernes me gusta poder compartirla contigo. Mi humilde consejo, presentate siempre sin prejuicios ni pasado. No pierdas nunca la esperanza y espera la sorpesa. Si derribas los muros que tu mente ha levantado, seguramente serás capaz de percibir mayor ilusión, sentirás aun más a quienes te rodean y conseguirás sin duda ser más feliz.

Nunca des nada por sentado porque no sabes dónde encontrarás ese factor X.

¡¡Feliz fin de semana!!

www.rubenturienzo.com

No hay comentarios: