martes, 30 de septiembre de 2008

Enfrentándome al espejo


Muchas veces he hablado del poder del feedback. De su importancia, de su grandeza, de su potencia y de su necesidad. He explicado cómo se debe dar correctamente el feedback (puedes usar el buscador del blog para verlo) y de cómo, hay que recibirlo.

La semana pasada, preparando la introducción pedí un feedback colectivo que muchas personas cercanas y no, decidieron amablemente a darme y el resultado fue como siempre, esclarecedor (con algún punto de sorpresa, como todo buen feedback conlleva)

Pero el pasado viernes por la noche mientras un nuevo curso de los cuadros jóvenes se terminaba en la jaime vera, decidimos tras la cena y en un ambiente relajado y tranquilo, comenzar una ronda de feedback en la que yo por primera vez daría el mio a los compañeros y compañeras y en un ejercicio en el que yo también me sometería a la opinión de todos y todas.

Para aquellas personas que no conozcan la metodología del curso de los cuadros jóvenes, añadiré que se trata de un curso en el que durante todo un mes, un grupo de personas menores de 30 años, tienen el privilegio de compartir experiencias y formación con profesionales de la política, la comunicación y las habilidades directivas. Además de entablar relación con varios ministros, directores generales, jefes de gabinete... Sin duda un excelente curso y una oportunidad única para ayudar a que nuestros líderes del mañana tengan una inmejorable formación.

Teniendo en cuenta esta situación y tras un mes unidos, decidieron realizarse un feedback.

Gracias a Guadalupe, Fran, Álvaro, Carlos, Beatriz, Juan, Inma, Nieves, Natalia, Jorge, Alejandro y Aida como representantes del espíritu de este último curso y por ofrecerme vuestra sinceridad y feedback. Creedme que haré acopio de intenciones e intentaré separar un poco más el profesional de la persona y que dejaré entrar más en mis emociones o pensamientos. Sólo os pido una cosa, si queréis saber algo... ¡preguntad!

Y con ese sentimiento encadeno la entrada de hoy para hablar de otro valor fundamental del feedback. La capacidad de exponerse y el poder de la pregunta.

La capacidad de exponerse es básica en un buen líder o en alguien que quiere acercarse a los suyos. Debemos mostrarnos cercanos, dispuestos y preparados a colaborar y a rendir un esfuerzo por mostrar aquello que nos sea reclamado o preguntado. El poder de la pregunta reside no sólo en aquel que se atreve a realizarla sino en la valentía de aquella persona que se expone a responderla.

No es más sabio quien más habla sino quien más responde.

pd. La sesión de feedback terminó a las cinco de la madrugada y os puedo asegurar que ninguna de las personas que allí estaban (aunque se les cerrasen los ojillos) querían irse a la cama. Gracias por todo.

lunes, 29 de septiembre de 2008

Paul Newman


Ayer murió Paul Newman. Una de esas personas admirables y tocado por una estrella. Desde mi opinión, lo tenía todo, era inteligente, guapo y un estupendo actor. Amaba a su familia, poco amigo de los escándalos y ayudaba a las personas que consideraba talentosas. Se nos ha ido uno de los grandes, pero es ley de vida. Un recuerdo allí donde esté.

Por eso, hoy quiero hacer desde mi sección de los lunes un pequeño homenaje a algunas de sus películas y como siempre, a las enseñanzas que ellas nos aportan. Sólo incluiré algunas ya que fu excelente filmografía me obligaría a realizar un post eterno y luego los mails que recibo...


La gata sobre el tejado de zinc (Richard Brooks, 1958)

Cosas que tiene Hollywood, y las grandes estrellas, a veces. Ni siquiera la rígida censura de la época, que camufló la homosexualidad de su protagonista, evitó que ésta sea no sólo una de las mejores adaptaciones de una obra de Tennesse Williams sino también uno de los grandes clásicos del cine. Temas como la familia, las relaciones paterno-filiales, el amor o la hipocresía desfilan entre la maestría de sus intérpretes y diálogos. Y un recital de Elizabeth Taylor , que recibió la noticia de la muerte en un accidente aéreo de quien era su esposo por entonces, el productor Mike Todd. Hecho que la hizo entregarse aún más al personaje.

Qué podemos trabajar: La ilusión, la entrega y el poder de los lazos.

El buscavidas (Robert Rossen, 1961)

Un perdedor. Un granuja que se gana la vida desplumando a los incautos que le retan en la mesa del billar. Es Eddie Felson, elevado al altar de los personajes de cine memorables por obra y gracia de un magnífico Newman. Secundado además por otras interpretaciones que rayan la perfección, como la de el Gordo de Minnesota (Jackie Gleason ), su máximo rival; o Sarah Packard (Piper Laurie ), la mujer que tal vez pueda sacarle del camino a la perdición.

Qué podemos trabajar: La creatividad.

La leyenda del indomable (Stuart Rosenberg, 1967)

Nuevamente un rebelde a la sociedad, esta vez condenado a dos años de prisión por una minucia: romper los contadores de un aparcamiento. Paul Newman es Luke en uno de los títulos de su filmografía más amados por la crítica estadounidense. Un drama carcelario que, se haya visto o no, inmediatamente se asocia con dos secuencias de las que todo el mundo ha odio hablar alguna vez. La apuesta de Luke de comerse nada menos que 50 huevos. Y la sexy presencia de Joy Harmon , una rubia que se dedica a caldear los ánimos de los presidiarios en sus trabajos forzados al aire libre. Su especialidad, el uso de la "manguera" y el jabón para limpiar el coche. Imágenes que, por ejemplo, inspirarían infinidad de anuncios de televisión, videoclips y demás películas; además de ser considerada como uno de los momentos más tórridos del cine.

Qué podemos aprender: La perseverancia, la lucha y la motivación.

Dos hombres y un destino (George Roy Hill, 1969)

Título mítico de la historia del cine, y también uno de los mayores taquillazos de los sesenta. Como no podía ser menos al reunir en la misma pantalla a Newman con otro de los grandes guapos por excelencia del celuloide, Robert Redford. Dos asaltadores de bancos en el viejo Oeste a punto de desaparecer que formarán un singular trío con Etta Place (Katharine Rose). Y una canción, Raindrops Keep Fallin' on My Head, compuesta por Burt Bacharach, convertida en un himno a la libertad y al gozo de vivir el momento.

Qué podemos aprender: La lealtad y la rapidez en situaciones adversas.

Camino a la perdición (Sam Mendes, 2002)

Si su último trabajo para la gran pantalla fue poner la voz de ese auto, vieja gloria de las carreras, en la película de animación Cars , de John Lasseter, cuatro años antes lo vimos en su obra póstuma en carne y hueso. Fue como jefe de la mafia irlandesa en Rock Island. Un hombre paternal y protector pero también implacable y despiadado, aunque se trate de perseguir a aquel a quien ama como si fuera su propio hijo, Michael Sullivan, encarnado por el doblemente oscarizado Tom Hanks . El momento: aquel en que Hanks y Newman se marcan un dúo al piano.

Qué podemos aprender: La exigencia.

Pero la película que extenderé un poco más, por ser una de las cintas de mi vida es...

El golpe (George Roy Hill, 1973)

La legendaria pareja protagonista de Dos hombres y un destino, Newman y Redford, volvería a unir sus fuerzas para esta original, divertida y enrevesada trama de engaños que inspiraría en parte a la saga de Ocean's Eleven de Steven Soderbergh . El Chicago de los años treinta y el mundo de los gangsters desde una óptica totalmente distinta, un guión excelente y un final absolutamente sorprendente. Banda sonora adaptada por Marvin Hamlisch igualmente inolvidable.

Una obra en la que veremos muchos de los puntos arriba expuestos, pero en la que yo me quedo con dos especialmente.

1. No seas predecible

En la vida de las organizaciones siempre nos encontraremos a personas que quieren lo que nosotros tenemos. Que no piensan en lo mucho que nos ha costado conseguirlo y en las horas que le hemos dedicado a planearlo y alcanzarlo. Ellos o ellas simplemente lo quieren.

A la hora de vender algo, si tu interlocutor cree saber por donde irá la conversación y tu le das la razón, pocas opciones de venta tendrás.

Si para crear un nuevo proyecto o lanzar un nuevo producto, simplemente haces lo que todo el mundo espera, estarás eliminando el factor sorpresa y por tanto un importante "punch" en la salida y comercialización del producto.

Pero sobre todo, si lo que tú estás desarrollando lo pudiera hacer cualquiera... ¿Quién dice que alguien le vaya a dar importancia?

Busca la fórmula, estruja tu cerebro y saca todo el potencial, realiza movimientos para que tu creatividad te haga generar un buen producto, pero no intentes venderlo como lo harías habitualmente, si no con grandes giros y sorpresas para la persona que está al otro lado y por supuesto, nunca dejes ver todas tus cartas, ni tu jugada final o será fácil que te copien (aunque ni con la misma calidad, ni con la misma ética)

2. Anclajes de felicidad

Los momentos de felicidad siempre vienen acompañados por ciertos elementos que te ayudan a recordarlos. Una escena, una foto, un lugar en el mapa, una frase de una conversación...o una canción.

Realizar un anclaje es sencillo. Haz un esfuerzo por dotar un gran momento de felicidad de una pequeña etiqueta que te ayude a recordar ese sentimiento posteriormente. Por ejemplo:

Me encanta la nieve y uno de los mayores placeres confesables que tengo en mi vida es deslizarme por la montaña con mi tabla de snow. Cada vez que lo recuerdo, una serie de emociones positivas me recorren el cuerpo y me hacen sentir feliz. Pero recordar todos los momentos es complicado, así que hace unos años, me subí a uno de los picos más altos de la estación, me quité la tabla, me senté tranquilamente a disfrutar del paisaje y cuando identifique una imagen que podría fácilmente recordar, le dediqué unos minutos a recomponerla en mi cabeza. Como si de un lienzo se tratase le puse el color perfecto, la gente deslizándose, el pueblecito debajo, un pequeño lago provocado por el deshielo... Sorprendentemente han pasado 4 años desde aquel momento y todavía puedo cerrar los ojos y hacer que venga a mi esa imagen. Pero lo mejor es que nunca viene sola. Lo verdaderamente extraordinario es que junto a ella, siempre vienen todos las emociones y sentimientos que la nieve me provoca. Eso es un anclaje de felicidad.

Para mi esta película o concretamente su banda sonora significan uno de los anclajes más importantes de mi vida. Cada vez que oigo la oscarizada banda sonora simplemente, me pongo contento. Da igual lo que me pase, lo que sienta o lo mal que lo esté pasando... como Brian crucificado "Always look on the brigth side of life"

Paul, gracias.

feliz semanaa todos y todas :)

viernes, 26 de septiembre de 2008

Voodoo


Todos y todas tenemos ciertas obligaciones que cumplir. Pero ¿acaso alguien dice que tengamos que hacerlas con una cara hasta los pies? Las tareas cotidianas o incluso obligatorias de nuestro día a día nos suponen una gran carga de trabajo e incluso estrés, y yo estoy convencido de que parte de la culpa la tiene nuestra actitud al enfrentarlas.

¿Qué propongo? Un cambio de óptica.

1. Busca el mejor resultado, es por lo que te van a juzgar.

2. Intenta realizar la tarea de una manera nueva, original y divertida.

3. Saca todo el potencial y disfruta de cada movimiento que hagas.

4. Busca aliados con quien puedas compartir la tarea.

Un amigo recogía todas hojas malgastadas durante la jornada laboral (tras escribir por ambas caras y utilizarlo para rellenar las notas del teléfono) hacían unas bolas de papel y al terminar la jornada, se quedaban 5 minutos todos los compañeros y compañeras para realizar el torneo diario de baloncesto en papelera. Al final, todas las hojas malgastadas y sucias terminaban en la papelera, pero esa ilusión, esas ganas, esa energía que te había aportado en momento hacían olvidar tan tediosa actividad normal.

Este fin de semana seguro que tendrás que realizar muchas de esas típicas tareas cotidianas... pues bien, ponlo en práctica. Cambia la manera de enfrentarte a ello y te aseguro que tu estado anímico lo agradecerá.

Feliz fin de semana.

jueves, 25 de septiembre de 2008

El arte de la influencia


Me siento un privilegiado.

No siempre sucede que en proyectos que te ilusionan y que consideras optimistas y potentes puedes participar. Normalmente sólo te queda mirar desde lejos y pensar "yo hubiese aportado esto"... o incluso "cómo me hubiese gustado colaborar en este proyecto". Pues gracias al trato excepcional que la editorial LID tiene conmigo y directamente Helena López-Casares como editora de la colección, he podido contribuir en uno de esos libros, que lo lees y te queda marcado por mucho tiempo.

Con prólogo de Marta Romo, una excelente e incuestionable profesional que acerca con sutileza y saber hacer al lector al fabuloso espíritu de la obra, el arte de la influencia de Chris Widener y publicado por LID editorial, es una fabulosa novela empresarial en la que de una forma simple, dinámica y muy precisa, siembra cuatro principios fundamentales por los que conseguiremos a pieza clave en el mundo de las organizaciones. El poder de la influencia.

Pero muchas personas confunden esta influencia con la manipulación. Yo suelo resumir su diferencia en algo tan simple como que cuando manipulamos, utilizamos la cabeza de la otra persona para que haga algo que inicialmente no quiere hacer y que casi con seguridad no le va a suponer ningún beneficio. Si el beneficio primero está en nosotros, estamos manipulando.

La influencia es mucho mayor y más profunda. Se trata de generar sinergias, de establecer escenarios positivos, de colaborar, de exponerte, de dar tu mano, de provocar que las personas quieran hablar contigo, negociar contigo, tratar contigo...

Si a todo el mundo le interesa tu opinión, estás desarrollando tu influencia.

Pero no quiero contarte nada del libro y animarte a que lo leas detenidamente (se lee en apenas dos horas) y conseguirás cuatro técnicas o principios fundamentales por los que podrás ejercitar y conseguir potenciar tu influencia.

¿Mi cometido en la obra? Creo que mi aportación a esta obra es humilde teniendo en cuenta tanto el escrito de Chris Widener como de Marta Romo, pero mi introducción intenta situar al lector en un plano anterior al de comenzar a influenciar a la gente. En el plano del conocernos mejor a nosotros mismos. Con una serie de herramientas fáciles de aplicar buscaremos tener una mejor idea de quienes somos y sobre todo, de cómo somos.

Deseo que te guste y que pronto puedas conseguirlo en tu librería habitual, no dejes en manos de otra persona el poder de la influencia.

miércoles, 24 de septiembre de 2008

Mapas mentales


Desde hace meses parece que los mapas mentales están en boca de toda persona que se dedique a la gestión de talento, conferenciantes, gurús del management... pero tras la entrada del lunes, en el que hacía referencia a esta fabulosa herramienta, me veo en la obligación de exponer aquí y ahora una síntesis de qué son, cómo funcionan y cómo podemos generarlos. Espero que sea de vuestra ayuda.

¿Qué son?

El Mapa Mental es una herramienta que permite la memorización, organización y representación de la información con el propósito de facilitar los procesos de aprendizaje, administración y planeación organizacional así como la toma de decisiones. Lo que hace diferente al Mapa Mental de otras técnicas de ordenamiento de información es que nos permite representar nuestras ideas utilizando de manera armónica las funciones cognitivas de los hemisferios cerebrales.

La técnica de los Mapas Mentales fue desarrollada por el británico Tony Buzan con el objeto de fortalecer las conexiones sinápticas que tienen lugar entre las neuronas de la corteza cerebral y que hacen posible prácticamente todas las actividades intelectuales del ser humano.

Al utilizar el Mapa Mental se produce un enlazamiento electro-químico entre los hemisferios cerebrales de tal forma que todas nuestras capacidades cognitivas se concentran sobre un mismo objeto y trabajan armónicamente con un mismo propósito.

¿Cómo es esto posible?

Gracias a que el Mapa Mental reproduce el proceso natural mediante el cual opera la inteligencia. Veamos.
Toda la actividad cerebral se realiza mediante conexiones electro-químicas denominadas sinápticas. Mediante estas conexiones las neuronas comunican entre sí formando una red de almacenamiento y procesamiento de información. Cada vez que incorporamos datos nuevos por la vía perceptual o reflexiva las conexiones sinápticas forman “circuitos de enlace” por los que fluye la nueva información y se conecta con la información ya existente para poder ser “comprendida”. Por medio de esta red sináptica el cerebro asocia los nuevos contenidos mentales con todo el bagaje de conocimientos previos logrando la asimilación de los datos nuevos a nuestros esquemas ya establecidos. Es por ello que un niño no podrá entender que Gasparín es un fantasma amistoso si no antes sabe qué es un fantasma y qué es la amistad. Todo conocimiento nuevo involucra los conocimientos anteriores.

De igual manera, cuando estudiamos un tema o cuando planeamos una actividad, toda la información que se incorpora o produce debe estar asociada a una idea central u objetivo general pues de ello depende que las partes involucradas en el proceso sean útiles.

Un saber aislado representa un conocimiento parcial mientras que un saber reflexivo, asociado a otros saberes, representa un conocimiento integral, mucho más rico, fácil de recordar y sobre todo útil.

La Asociación

Al igual que el cerebro, el Mapa Mental procede mediante la asociación de ideas: una vez ubicada la idea central se desprenden de ella por asociación “ramas” hacia todas las ideas relacionadas con ella mostrando las diferentes dimensiones o aspectos de un mismo tema. En la planeación un mapa mental nos puede ayudar a representar gráficamente todas las actividades tendientes a la realización de un objetivo mostrándonos además las “microactividades” que se desprenden de cada actividad. Asimismo, en la toma de decisiones todos los aspectos a considerar pueden ser representados fácilmente por medio de un Mapa Mental.
Pero el Mapa Mental va todavía más allá. Así como es más fácil entender un concepto cuando lo “visualizamos” en el pensamiento por medio de la imaginación, el asumir una actitud abierta, creativa, frente a los objetos de nuestro conocimiento nos permite familiarizarnos con ellos más eficazmente. Esto ocurre gracias a que la actividad lógica y racional controlada por nuestro hemisferio izquierdo se ve complementada por la capacidad creativa y la disposición emocional hacia los objetos reguladas por el hemisferio derecho.

El Mapa Mental es una herramienta creativa pero ante todo, divertida pues despliega nuestra capacidad de dar forma, color y sustancia a nuestros pensamientos. Un buen Mapa Mental siempre va acompañado de imágenes y gran colorido. Lejos de ser una representación fría e impersonal el Mapa Mental involucra tanto las asociaciones lógicas como las emociones que despiertan en nosotros los objetos.

El Mapa Mental nos dice mucho de nosotros mismos.

¿Cómo elaborar un Mapa Mental?

Sigamos estas breves instrucciones:

1. Utiliza un mínimo de palabras posibles. De preferencia “palabras clave” o mejor aún imágenes.

2. Inicia siempre del centro de la hoja colocando la idea central que se deberá siempre desarrollar hacia fuera de manera irradiante.

3. La idea central debe estar representada con una imagen clara y poderosa que sintetice el tema general del Mapa Mental.

4. Ubica por medio de la lluvia de ideas (brainstorming) las ideas relacionadas con la idea central.

5. Por medio de ramas enlaza la idea o tema central con ideas relacionadas o subtemas.

6. Guíate por el sentido de las manecillas del reloj (Timing) para jerarquizar las ideas o subtemas.

7. Utiliza el espaciamiento (Spacing) para acomodar de manera equilibrada las ideas o subtemas.

8. Subraya las palabras clave o enciérralas en un circulo colorido para reforzar la estructura del Mapa.

9. Utiliza letra de molde.

10. Utiliza el color para diferenciar los temas, sus asociaciones o para resaltar algún contenido.

11. Piensa de manera tridimensional.

12. Utiliza flechas, iconos o cualquier elemento visual que te permita diferenciar y hacer más clara la relación entre ideas.

13. No te atores. Si se te agotan las ideas en un subtema pasa a otro inmediatamente.

14. Plasma tus ideas tal cual llegan, no las juzgues ni trates de modificarlas.

15. No te limites, si se te acaba la hoja pega una nueva tu mente no se guía por el tamaño del papel.

16. Utiliza al máximo tu creatividad.

17. Involúcrate con tu Mapa Mental.

18. Diviértete.


¿Cuáles son los usos de los Mapas Mentales?

Notas: El Mapa Mental ayuda a organizar la información tan pronto como ésta se inicia en una forma que es fácil para el cerebro asimilarla y recordarla. Con un Mapa Mental es posible tomar notas de libros, conferencias, encuentros, entrevistas y conversaciones telefónicas.

Memoria: Dado que el Mapa Mental representa y organiza las ideas tan pronto como fueron apareciendo espontáneamente, es fácil recordarlas cuando recurrimos al Mapa Mental sólo con mirar los iconos o las palabras clave.

Desarrollo de la Creatividad: Debido a que los Mapas Mentales no poseen la estructura lineal de la escritura, las ideas fluyen más rápido y se relacionan más libremente desarrollando nuestra capacidad de relacionarlas de maneras novedosa.

Resolución de Problemas: Cuando enfrentamos un problema personal o laboral el Mapa Mental nos permite identificar cada uno de sus aspectos y cómo éstos se relacionan entre sí. El Mapa nos muestra diferentes maneras ubicar la situación problema y las tentativas de solución.

Planeación: Cuando se planea una actividad ya sea personal o laboral el Mapa Mental nos ayuda a organizar la información relevante y a ubicar las necesidades que debemos satisfacer así como los recursos con que contamos. Con el Mapa Mental se puede planear desde la estructura de un libro, una tesis, un programa de ventas, la agenda del día y hasta las vacaciones.

Exposición de temas: Cuando se debe presentar un tema el Mapa Mental puede ser utilizado como guía en la exposición. Su uso es altamente favorable ya que le permite al expositor tener la perspectiva completa de su tema de manera organizada y coherente en una sola hoja.

El Mapa Mental es una herramienta cognitiva efectiva que desarrolla las capacidades del pensamiento. Utilízala.

martes, 23 de septiembre de 2008

Una historia de la mili


Esta historia lleva acompañándome en mi vida desde los 18 años y es increíble el poder de recuerdo que gracias a una conversación simple tenemos. ¿Cuántos archivos tendremos realmente en la cabeza sin utilizar?

Pero bueno, vamos al tema de hoy. Déjame que te cuente primero la anécdota. Algunas personas recordarán que en España teníamos servicio militar obligatorio hace años y que todos los jóvenes varones cuando llegaban a su mayoría de edad sufrían un tremendo parón en sus vidas por prestar un servicio a su país. Para mí una enorme pérdida de tiempo, así que yo, como muchos pudimos saltarnos la "mili" gracias a las prórrogas por estudios (y a que los dos últimos años y ya sin prórrogas, al estado se le olvidó llamarme a filas, pero eso es otra historia) Como decía, los jóvenes intentaban librarse por lo que fuera, por alergias, por pies planos, por estar gordo... Y tras una prueba médica, si alegabas algo similar, te hacían pasar un reconocimiento mucho más exhaustivo en la que un tribunal médico te decía finalmente si eras apto o no.

Situados en el escenario propicio, esta es la historia de Luis Menor, un buen amigo de la infancia que había desarrollado un plan perfecto para librarse de la mili, o como muy bien el explicaba, lo mejor es aparentar una dolencia difícil de comprobar por sus aparatos y así lo hizo, alegó sordera.

Durante semanas se estuvo preparando y el resto de amigos ya estábamos cansados de sus típicos "¿qué has dicho?" o que fuésemos por una calle y al decir algo se hiciera completamente el loco. Nos cabreaba mucho, pero el día que se fue a las pruebas médicas, en el fondo, todos deseábamos que Luis lograse el no apto y mientras estábamos estudiando y otros trabajando, nos llamábamos (aun los móviles sólo iban en maleta) a nuestras casas o a los fijos del trabajo. Sin poder ir al baño no fuese a pasar que nos perdiéramos la llamada...

Mientras tanto Luis entró en la consulta del dcotor militar:

- Buenos días, usted es Luis Menor, ¿verdad?

- ¿Qué? - contestó Luis

Lo cierto es que siempre que recuerdo esta historia pienso en la valentía de Luis y la sangre fría en ese momento (Hay que decir que si te pillaban mintiendo, ibas directo al servicio militar, entrando desde el calabozo y creándote muchos superiores enemigos).

- Parece ser que tienes problemas de audición - siguió el médico

- Es que no le oigo bien de este lado - dijo Luis mientras giraba la cabeza

El doctor comenzó con sus habituales pruebas, sacó sus aparatos y tras no encontrar nada, dijo en voz alta y mirando a nuestro amigo a los ojos:

- Siento decirte que creo que tienes un daño interno irreparable, ya que no hay nada externo que imposibilite la escucha.

- No, si yo quitando por el pequeño zumbido de las mañanas, lo demás lo llevo bien - contestó Luis sin inmutarse y con un aplomo impresionante.

El doctor negó con la cabeza y se dirigió a la mesa pensando "pobre chaval, tan joven y con este problema..." Sacó su pequeña hoja de notas e indicó a Luis muy despacio y en voz alta que se iba a dirigir al despacho de al lado a por "la blanca" (nombre con el que se conocía a la famosa carta que te daba "la libertad")

Cuando el doctor cerró la puerta, la sonrisa de Luis no le entraba en la cara. Sabía que todo el trabajo había merecido la pena y que su ingenio había conseguido librarle de tan farragosa obligación. Ya imaginaba cómo nos llamaría y cómo nos contaría entre risas y cañas la divertida experiencia, podía incluso ver nuestras caras y por supuesto, las de aquellos que sí iban a incorporarse al ejercito próximamente...

De repente el doctor abrió de nuevo la puerta y Luis, que estaba sentado de espaldas a ella giró su cabeza para comprobar quien era... Un gesto instintivo, un acto involuntario que le costó dos meses de mili y una fabulosa anécdota.

En ocasiones no es sólo importante definir y visualizar el objetivo, si no trabajarlo hasta su consecución plena. Nunca dejes algo a medias si crees en el resultado. Ninguna bola de nieve sube una ladera.

lunes, 22 de septiembre de 2008

Hairspray


La historia tiene lugar en Baltimore, Maryland, en los años 60. Trata sobre una muchacha, Tracy, cuyo sueño es bailar en el espectáculo de Corny Collins, un programa de baile de la TV local. Ella consigue una posibilidad en el espectáculo y se hace una celebridad de la noche a la mañana. Ahora que es una heroína juvenil, comienza a utilizar su fama para hablar en nombre de la causa en la que cree: la integración racial. Para esto, tiene la ayuda de su madre Edna (John Travolta), su padre Wilbur (Christopher Walken), su mejor amiga Penny Pingleton (Amanda Bynes) , la tocadiscos local afroamericana, Motormouth Maybelle (Queen Latifah), y los niños negros de Motormouth , Seaweed (Elijah Kelley) y Lil' Inés (Taylor Parks). Pero Tracy se gana la rivalidad de la estrella anterior del programa: Amber Von Tussle (Brittany Snow), así como la de su madre, una mujer manipuladora y racista. La rivalidad llega a una cumbre cuando Amber y Tracy luchan por el título de Miss Teenager Hairspray 1962.

Lo primero que sorprende de esta película es el reparto. Una decena de grandes actores y actrices prestan sus artes para redondear sin duda una gran historia llena de momentos divertidos y con bastante crítica a un momento de la historia de estados unidos. Y sobre todo evidentemente, un John Travolta espectacular en el papel de la madre de la protagonista que se mueve cómodo y muy creíble en uno de esos papeles que le recuerdan a todo el mundo lo buen actor que es (y lo bien que baila, por supuesto)

Pero vayamos a las enseñanzas que extraigo de esta película.

1. Creencias limitantes

“Si usted cree que puede o cree que no puede,
siempre tiene razón”

Nuestras creencias influyen directamente sobre nuestra conducta. Si uno cree que “en Andorra no se puede hacer nada”, lo más probable es que no haga nada: no buscará información, no se esforzará, no se capacitará y tampoco invertirá. Es bastante fácil predecir cuál será el futuro de este individuo: el más total y absoluto fracaso, en definitiva, un perdedor. Además obviamente de haber generado una profecía autocumplida "¿ves cómo en Andorra no se podía hacer nada?"

En la película, sobre todo nos encontramos con varias creencias limitantes. En primer lugar la de la protagonista, al ser una chica gorda todo a su alrededor le dice que no podrá salir en el programa "de los más guapos de la ciudad". En segundo lugar la creencia racial y su aparente deseo de la no mezcolanza. Y en tercero, la creencia de los guapos "yo no puedo ayudar mucho, pertenezco al grupo de los guapos"

Las creencias limitantes diseñan un mapa mental del que nos es muy difícil salir. Nos programamos para darnos la razón y cometemos una y otra vez ese error. Imagínate, por un lado tú quieres alcanzar el éxito, pero por el otro lado tienes creencias como:

"La vida es dura"

"El dinero es la fuente de todos los males"

"Los ricos no tienen sentimientos"

"Es espiritual ser pobre"

"Yo no tengo suerte, no me darán el trabajo"

No es un misterio que existan tantas personas que se sienten frustradas, esforzándose tanto por avanzar en sus vidas, siguiendo las "reglas del juego" y se encuentran perdiendo el gran juego de la vida, porque, como marionetas, están siendo manipulados con los hilos de sus creencias limitantes.

Siempre he dicho lo siguiente:

"Para moverte al próximo nivel en tu vida, debes tener el coraje de desafiar las creencias limitantes que te mantienen donde estás"

Así, igual que Tracy se presenta al casting, y después al baile que le acerca a su sueño, ¿tú que vas a hacer para combatir tus creencias?

Identifica, Ponlas a prueba y celebra tu éxito.

2. Ante un mal día... canta

Esta es la enseñanza más divertida que me gusta sacar de esta película.

¿Te imaginas poder ir cantando por la calle como si de un musical se tratase? Una calle en la que todos lo colores son bonitos y están combinados, en la que todo el mundo se sabe la coreografía, la letra de tu canción e incluso te sonríe...

Los musicales tienen algo especial. Una de mis películas favoritas es cantando bajo la lluvia. Y sí, a mi me gusta cantar, y como no lo hago muy bien que se diga, pues suelo cantar bajo la lluvia (aunque sea de la ducha) que ayuda con la reverberación y las voces siempre suenan mejor. Pero bueno, no es momento de contar mis costumbres higiénicas.

A lo que vamos. Desde hace años tengo una fórmula para esos días malos que todos y todas por desgracia tenemos. Y es una fórmula sencilla. Cantar mentalmente alguna canción que te genere buenas vibraciones. Ponte a imaginar toda la escena (apenas durará dos minutos) y piensa en tus compañeros de trabajo saltando por encima de las mesas, poniendo caritas, a las personas de la calle dando volteretas... El resultado es sorprendente. De repente, el gran problema ya no lo es tanto y al relativizarlo, podemos ponernos a trabajar para superarlo.

Sólo una recomendación, vigila tu sonrisa o las personas pensarán que estás mal de la cabeza. (o que están en tu nube como en mi caso)

Hoy me siento feliz tras un formidable fin de semana. Lo he pasado muy bien. Asi, que este estado de ánimo se merece una canción...

feliz semana

viernes, 19 de septiembre de 2008

Se un pulpo


Es habitual oír de mi boca la sencilla frase "si quieres algo, no lo dudes y lucha por ello" y aunque siempre es más fácil decir esta conjunción de palabras cuando se está al margen del problema, es la filosofía que debería guiarnos a todas las personas que realmente nos proponemos cambiar algo en nuestras vidas.

El conformismo nos acerca peligrosamente a la mediocridad.

Sé que muchas personas están satisfechas con lo que tienen, muchas incluso se sienten privilegiadas y se comparan con personas de otras latitudes... una lástima sin duda. ¿Porqué nos empeñamos en desaprovechar tanto potencial? ¿Acaso crees que te van a regalar tu felicidad? No luchar no significa estar en paz.

Es hora de que hagas un repaso mental y te marques un objetivo. Piensa que deseas conseguir y prepárate para alcanzarlo, pero no pierdas el tiempo con absurdas complacencias ni con justificaciones sólo válidas para ti. Cada paso debe acercarte un poco más a tu objetivo y cada día debes andar un paso.

Pero no de cualquier manera o hacia cualquier objetivo. Debes caminar con fuerza, de manera enérgica, pensando de una manera original y creativa, buscando nuevas fórmulas para alcanzar un objetivo que no dañe a nadie, que esté repleto de valores positivos, un objetivo que te llene de felicidad.

Por fin voy domesticando el blog (no está mal tras casi un año de uso) y por eso, me gustaría a partir de ahora todos los viernes introduciros al fabuloso mundo de la animación. Un mundo en el que podemos ver grandes enseñanzas en pequeñas píldoras. Para comenzar y teniendo en cuenta cómo comenzaba el post de hoy, os deseo que paséis un feliz fin de semana y os pido algo "convertiros en pulpos"

jueves, 18 de septiembre de 2008

Negociar con arte


La negociación es una de esas técnicas que, aunque inconscientemente, todos practicamos de manera continua: pedir un crédito al banco, vender su coche por el valor máximo posible o incluso decidir con su pareja dónde pasar las próximas vacaciones. Y lo más habitual es que se quiera salir con la suya, a ser posible sin tener que hacer demasiadas concesiones, ¿verdad?

“Negociar con arte” le dará algunas claves para poder convertirse en un buen estratega de la negociación.

El resultado final de una negociación no depende únicamente de lo que usted decida, también hay que tener en cuenta el discurso de la otra persona. Por este motivo, el autor del libro, Alfred Font nos recomienda que, en el momento que no se quiera hacer alguna concesión, “hay que buscar ganancias por otro lado. Tenemos que encontrar alguna cosa que para nosotros no sea importante pero para el otro sea primordial”.

Las tres habilidades del buen estratega son el reconocimiento, la autorización y la anticipación. A lo largo del libro, Font nos explica de qué manera la anticipación “sirve para darse cuenta de cuando una situación es propicia para negociar”, en qué momento la autorización “te da la señal para ser estratégico y lograr defender tus propios intereses”, y cuando la anticipación “muestra las jugadas de la otra persona y te permite preparar las tuyas antes”.

En el arte de negociar, hay muchas habilidades que uno tiene que controlar: el tiempo y el espacio, saber transmitir sin agresividad, ser imaginativo, controlar el lenguaje verbal y no-verbal. La comunicación verbal incluye el lenguaje y los silencios. El miedo al silencio lleva, muchas veces, a una respuesta innecesaria. Por este motivo “el silencio se tiene que controlar, ya que es una parte muy importante en una negociación y su mala gestión, junto con el nerviosismo, nos puede llevar al fracaso”.

Alfred Font nos ofrece por tanto los recursos para aprender a navegar entre el conflicto y la necesidad de cooperación hasta alcanzar un punto de equilibrio, con calma y seguridad.

Sin duda un gran libro y una estupenda herramienta para superar el bloqueo que la palabra "negociar" nos plantea.

miércoles, 17 de septiembre de 2008

Rueda de la vida

Lo cierto es que es una de las herramientas más sencillas y simples que existen dentro de este mundo del desarrollo personal y no suelo utilizarla mucho, por lo alejada de mi día a día que se encuentra, pero sin duda, la rueda de la vida es muy efectiva para que visualicemos y comprobemos una foto de nuestro momento actual. Tras realizar el ejercicio podremos decir ¿mi vida rueda?

Pero vayamos por partes.

Esta herramienta te permitirá comprobar de un simple vistazo toda tu vida en términos generales, y de esta manera podrás analizar en que áreas de la misma puedes mejorar.

Este "autoexámen" es muy sencillo de realizar, el "CÓMO" trabajar en aquellas áreas de tu vida en las cuales quieres mejorar será la tarea que debes proponerle a quien te asista en tu desarrollo personal, ya sea un coach o un psicólogo, terapeuta...

Instrucciones:

1. Realiza un círculo y divide en quesitos el gráfico resultante. (Lo ideal son diez porciones)
2. Realiza en cada radio de la rueda diez muescas iguales equidistantes entre si e iguales en todos los radios.
3. Selecciona para cada apartado o quesito un área fundamental. (familia, pareja, hijos, libertad, trabajo, dinero, entusiasmo, motivación, seguridad, equilibrio, entorno físico, apariencia externa, hogar...)
4. Valora tu situación en cada apartado, teniendo en cuenta que el 0 es el centro de la rueda y equivale a una insatisfacción total y el 10 sería la línea del círculo exterior y equivaldría a una satisfacción plena.

Un consejo: Se exigente, no te hagas trampas al solitario.

Resultado:

El gráfico que tienes delante simulará tu estado (conjunto de tus percepciones) actual. Ahora es el momento de la anterior pregunta ¿Tu rueda gira?

Si bien es cierto que la herramienta es algo simplona, no por eso es poco efectiva para llegar a una conciencia real.

Para trabajar con ella, aunque sería recomendable que te dejaras guiar por un coach personal, te recomiendo que te hagas las siguientes preguntas:

Imaginando que hayas elegido como uno de los áreas "Familia" y te hayas evaluado con un 6.. ¿Qué es para tí un 6? ¿Qué tendría que pasar para que te evaluaras con un 8?

A partir de ahí, ya puedes comenzar a trabajar. Buena suerte.

martes, 16 de septiembre de 2008

Prejuicios técnicos


Sé que no me debería pasar a estas alturas, pero en ocasiones reconozco que aun me sucede. La pasada semana tuve el privilegio de visitar las instalaciones de la fundación IBIT para realizar un curso "cata" de coaching y herramientas potenciadoras. Todas ellas vinculadas con la gestión emocional y el uso de los sentimientos. Un curso fantástico que aunque muy largo, resultó ser especialmente atractivo.

La verdad es que no me había dado cuenta del porqué me sorprendió tanto el resultado y tras meditarlo el fin de semana, he llegado a una terrible conclusión. Estaba lleno de prejuicios al visitar a mis clientes, y aunque cierto que no eran graves, los que nos dedicamos a esto sabemos que a una sesión se debe asistir "sin juicio ni pasado". Así que desde aquí me tiro de las orejas y dejo constancia del hecho.

Sin embargo, y quizá gracias a ello, la sesión me gustó tanto.

Días antes, el responsable de mi contratación me había pasado el perfil de los asistentes y en su especificación habitual (nombre, edad y cargo) me había añadido: perfiles muy técnicos. Tras ver esto comencé a observar el producto que la fundación gestiona y todo reflejaba ahondaba más en dicho perfil... y me dejé llevar.

Al realizar la presentación me preocupé de comenzar con un apartado bastante técnico, para que los asistentes encontrasen resultados rápidamente, con herramientas muy eficaces y resolutivas y con un uso del lenguaje muy cercano y esquematizado. Todo resumido por puntos clave, ideas generales y una serie de ideas a tener en cuenta.

El día tendría un final de mañana con una dinámica de grupo que les abriese los ojos y les demostrase que se puede enseñar y aprender de una manera distinta, más cercana y humana.

Tras la comida comenzaría una tormenta de herramientas y dinámicas (para superar el sopor) y para que descubran lo que realmente pasa, que dejasen a un lado la palabrería técnica y la burocracia habitual y vivenciaran la emotividad de sus compañeros... y sucedió algo maravilloso.

Como comprenderéis no puedo relatar qué paso, pero sí lo que aprendí de ello:

Por muy preparados que nos creamos, en ocasiones generamos un prejuicio hacia algo o alguien que nos impulsa a realizar nuestras tareas o incluso nuestro comportamiento de una manera u otra. En ocasiones todo sale bien y descubrimos que el potencial humano es increíble y que nos puede sorprender con una adaptación como pocas veces he visto, realizando con tesón labores a las que no están acostumbrados y esforzándose por creer que el resultado será el óptimo.

Y aunque si bien es cierto que eso fue lo que sucedió el otro día y por lo que estoy encantado de dicha situación, mis prejuicios al realizar la presentación también podrían haber hecho que los oyentes no se engancharan y por lo tanto, que el día no se hubiese clasificado como un día de éxito.

Y entonces me asaltó esta pregunta: ¿Dónde termina la preparación y comienza el prejuicio?

No sabría responder con exactitud y por lo tanto, lo pongo a vuestro juicio, pero para mí, debemos filtrar nuestro conocimiento y hacernos una pregunta sencilla ¿tengo datos o pruebas tangibles de esa idea o conclusión? Si no puedo contestar afirmativamente, me estoy moviendo en el campo de las creencias y por tanto, dando pie a posibles prejuicios.

Es decir, la gente opinaba que la tierra era plana, ¿pero alguien había llegado y asomado al final? Entonces era una creencia, pero decenas murieron por decir lo contrario. Era una certeza entonces. ¿En cuántas certezas sostienes tu vida?

Mi enseñanza queda para mi y como mi intención es evitaros con esto un tropiezo y compartir una enseñanza, os la cuento en voz alta:

"Muévete sólo en terrenos tangibles. Los prejuicios son tan inestables, como engañosas tus creencias"

lunes, 15 de septiembre de 2008

Snatch

Una de las personas que más fervientemente lee este blog, el gran cántabro, me pidió hace días que hablase sobre esta película un lunes y lo cierto es que a pesar de que la idea es hablar de cintas que estén en el cine en la actualidad, la verdad es que no me parece mala idea que de vez en cuando haga una reflexión sobre una de las aventuras que más me gustaron de los últimos años.

En mi actitud devoradora de cine, suele ocurrir que haya visto todas las películas que la cartelera ofrece (incluidas aquellas que no vería ni un domingo después de comer), así que termino entrando a cualquier sala para ver qué me ofrecen. En esa situación estaba cuando una sorprendente "Lock, Stock and Two Smoking Barrels" me descubrió a un novedoso director (Guy Ritchie) y a una manera original de contar historias. Comencé a buscar... pero no fue hasta dos años más tarde cuando llegó su momento.

En el año 2000 se estrenó en todo el mundo "Snatch, cerdos y diamantes" que seguía la esencia de su predecesora pero con varias diferencias notables. La primera es que tenía más dinero, la segunda es que tenía mucho más dinero y la tercera... que con tanto dinero, tanto talento y una buena historia, el resultado fue fantástico.

La trama era relativamente rocambolesca: Franky es un ladrón de diamantes que tiene que entregar una enorme pieza a su jefe Avi, pero en el camino es tentado por Boris para apostar en un combate ilegal de boxeo. En realidad, es una trampa para atracarle por lo que, cuando Avi se entera, contrata a Tony para encontrar a Franky y el diamante. Pronto se descubre el triste destino de Franky, y la caza y captura de la gema desaparecida lleva a todo el mundo a un juego de locos que corre el riesgo de descontrolarse, donde el engaño, el chantaje y el fraude se mezclan de forma sangrienta con perros, diamantes, boxeadores y gran variedad de armas en una caótica merienda de negros.

Dirigida con el estilo de Ritchie, es decir, ritmo trepidante y trucos visuales como el buen uso de la cámara lenta; la cinta cuenta con un acertado guión lleno de diálogos cínicos y repletos de humor negro, y situaciones delirantes (impagable el atraco a la casa de apuestas, o la escena de los atropellos, o la explicación de cómo deshacerse fácilmente de los fiambres empleando para ello una granja de cerdos).

En el reparto encontramos actores conocidos como Del Toro o Pitt, y colaboradores habituales de Ritchie como Jason Statham, Jason Flemyng o Vinnie Jones. Aunque todos están a buen nivel, destacan sobre todo Brad Pitt haciendo de gitano boxeador y Rade Sherbezjia haciendo de mafioso ruso.

Todo ello acompañado de buena música, con canciones de Oasis, The Specials o Madonna (inevitablemente, qué pena para el cine lo de Ritchie con la cantante).

En fin, pero pasemos a lo que realmente nos aporta esta historia en nuestras enseñanzas.

1. Las oportunidades ni se crean ni se destruyen, sólo se transforman.

Estamos acostumbrados a que los expertos en management nos digan una y otra vez aquello de que debemos crear oportunidades. ¿Pero realmente está en nuestra mano crearlas de la nada? Yo creo realmente que nos aproximamos mejor a la realidad si hablamos de transformar el escenario en oportunidades. Una sencilla diferencia, pero que cambia completamente nuestra manera de plantearnos las cosas.

Y es que las cosas cambian cuando dejamos de pensar en qué podemos hacer para alcanzar X y comenzamos a meditar para qué nos pueden servir A, B y C en nuestro camino de alcanzar X.

Debemos observar realmente todo el escenario, comprender todos los movimientos y personajes de la partida y entonces podremos definir, cómo podemos trasformar esa situación en una gran oportunidad.

No dejes que que los árboles no te dejen ver el bosque.

2. No dejes las cosas al azar.

Cuantas veces nos movemos cual Harvey Dent tirando una moneda al aire y esperando que las cosas simplemente nos salgan como nosotros esperamos. Pero esa actitud tiene un problema, o más concretamente el 50% de problemas.

Si sabemos que nuestro engranaje es débil en algún punto (como el vicio por el juego de Benicio del Toro) no podemos esperar a que no se encuentre con nada que lo haga saltar y fallar. O eso llevará por tanto una destrucción o al menos una paralización de la maquinaria.

3. Debemos ser rápidos en nuestras decisiones, no imprudentes.

Ser rápidos no significa ser imprudentes. Aun teniendo localizada y analizada la situación y testeados y resguardados nuestros puntos débiles, podría pasar que algo no saliera como habíamos planeado. Pues bien, ya vimos el otro día que la falta de comunicación o de respuestas genera incertidumbre, la incertidumbre nos lleva al miedo... (si, ya sé que al final terminamos en el lado oscuro) Pero que sepamos esta realidad no significa que debamos precipitarnos en nuestras decisiones.

No des nada por sentado y reevalúa los posibles escenarios que te puedes encontrar. Cuanto más preparado estés, mayor rapidez de respuesta podrás emplear. La improvisación va de la mano de la imprudencia.

4. Reúne a los mejores

Nunca olvides que rodearse de un equipo brillante nos convertirá en líderes brillantes, ni la famosa sentencia del señor Nader "la función de un líder es generar más líderes y no más seguidores" que tanto repito en mis clases y conferencias.

En la película si algo podemos observar es que las compañías ineficaces suelen comenzar por un personal poco eficiente. Busca siempre que las personas sean las más capacitadas para sus puestos de trabajo, motiva e incentiva para que no se relajen y den siempre todo su potencial. Sin látigos, con sonrisas. Pero sobre todo, se exigente y ayuda a desarrollarse a aquellas personas que pueden lastrar el objetivo final. Si no lo haces, acabarás pagando la factura.

5. Controla que tu perro coma bien

...o sin duda será el comienzo de una historia asombrosa.

Podríamos hablar de muchísimos más detalles que esta película me inspira, pero en fin, que una vez más el post de los lunes se me ha ido de las manos. Espero que disfrutéis de la cinta, que veáis todo aquello que os cuento y que descubráis todo aquello que yo no vi.

Feliz semana.

viernes, 12 de septiembre de 2008

Zen



Hoy os traigo para cerrar la semana una serie de historias zen que seguro que os ayudan a reflexionar y a desarrollar vuestro interior. Es una recopilación de una serie de relatos extraídos de una maravillosa forma de ver el mundo y lo que nos rodea. Espero que lo disfrutéis.

Desterrando a un fantasma

La esposa de un hombre estaba muy enferma. En su lecho de muerte le dice, "¡Te amo demasiado!, no quiero dejarte, y no quiero que me traiciones. Promete que no verás otras mujeres cuando yo muera o volveré para rondarte. Durante varios meses después de su muerte el marido evitó a otras mujeres, pero conoció a alguien y se enamoró. En la noche que se comprometieron, el fantasma de su difunta esposa se le apareció. Ella lo acusó de no cumplir con la promesa, y volvió todas las noches para atormentarlo. El fantasma le recordaba todo lo que habían pasado él y su prometida ese día, hasta el punto de repetir, palabra por palabra, las conversaciones que habían tenido. Esto lo trastornó tanto que no pudo dormir nada.

Desesperado buscó el consejo de un maestro Zen que vivía cerca del pueblo. "Este fantasma es muy listo", dijo el maestro luego de oír la historia del hombre, "¡Lo es!", contestó el hombre. "Recuerda cada detalle de lo que dije e hice. ¡Sabe todo!" El maestro sonrió. "Deberías admirar a un fantasma así, pero yo te diré que hacer la próxima vez que aparezca." Esa noche el fantasma regresó. El hombre hizo exactamente lo que le había dicho el maestro. "Eres un fantasma muy sabio", dijo, "Sabes que no te puedo esconder nada. Si puedes responderme una pregunta, romperé el compromiso y permaneceré soltero por el resto de mi vida". "Haz la pregunta", contestó el fantasma. El hombre sacó un puñado de frijoles de una gran mochila que estaba en el piso, "Dime exactamente cuantos frijoles tengo en mi mano".

En ese momento el fantasma desapareció y no volvió nunca más.

El Maestro campana

Un nuevo estudiante se aproximó al maestro Zen y le preguntó como podía prepararse para su aprendizaje. "Piensa que soy una campana", explicó el maestro. "Dame un golpe suave y tendrás un pequeño sonido. Golpéame duro y recibirás un repique fuerte y resonante".

Libros

Había un reconocido filósofo y docente que se dedicó al estudio del Zen durante muchos años. El día que finalmente consiguió la iluminación tomó todos sus libros, los llevó al patio y los quemó.

Buda cristiano

Uno de los monjes del maestro Gasan visitó la universidad en Tokio. Cuando regresó, le preguntó al maestro si alguna vez había leído la Biblia cristiana. "No", respondió Gasan, "por favor léeme algo de ella". El monje abrió la Biblia en el Sermón del Monte de San Matías, y empezó a leer. Después de leer las palabras de Cristo sobre los lirios en el campo, se detuvo. El maestro Gasan permaneció en silencio durante un largo tiempo. "Sí", dijo finalmente, "quien haya pronunciado estas palabras es un ser iluminado. ¡Lo que acabas de leerme es la esencia de todo lo que he estado tratando de enseñarte aquí!"

Persiguiendo dos conejos

Un estudiante de artes marciales se aproximó el maestro con una pregunta. "Quisiera mejorar mi conocimiento de las artes marciales. Además de aprender contigo quisiera aprender con otro maestro para aprender otro estilo. ¿Que piensas de esta idea?" "El cazador que persigue dos conejos", respondió el maestro, "no atrapa ninguno".

Una situación tensa

Un día mientras caminaba a través de la selva un hombre se topó con un feroz tigre. Corrió pero pronto llegó al borde de un acantilado. Desesperado por salvarse, bajó por una parra y quedó colgando sobre el fatal precipicio. Mientras el estaba ahí colgado, dos ratones aparecieron por un agujero en al acantilado y empezaron a roer la parra. De pronto, vio un racimo de frutillas en la parra. Las arrancó y se las llevó a la boca. ¡Estaban increíblemente deliciosas!

Concentración

Después de ganar varios concursos de arquería, el joven y jactancioso campeón retó a un maestro Zen que era reconocido por su destreza como arquero. El joven demostró una notable técnica cuando le dió al ojo de un lejano toro en el primer intento, y luego partió esa flecha con el segundo tiro. "Ahí está", le dijo el viejo, "¡a ver si puedes igualar eso!". Inmutable, el maestro no desenfundo su arco, pero invitó al joven arquero a que lo siguiera hacia la montaña. Curioso sobre las intenciones del viejo, el campeón lo siguió hacia lo alto de la montaña hasta que llegaron a un profundo abismo atravesado por un frágil y tembloroso tronco. Parado con calma en el medio del inestable y ciertamente peligroso puente, el viejo eligió como blanco un lejano árbol, desenfundó su arco, y disparó un tiro limpio y directo. "Ahora es tu turno", dijo mientras se paraba graciosamente en tierra firme. Contemplando con terror el abismo aparentemente sin fondo, el joven no pudo obligarse a subir al tronco, y menos a hacer el tiro. "Tienes mucha habilidad con el arco", dijo el maestro, "pero tienes poca habilidad con la mente que te hace errar el tiro".

Destino

Durante una batalla, un general japonés decidió atacar aún cuando su ejército era muy inferior en número. Estaba confiado que ganaría, pero sus hombres estaban llenos de duda. Camino a la batalla, se detuvieron en una capilla. Después de rezar con sus hombres, el general sacó una moneda y dijo, "Ahora tiraré esta moneda. Si es cara, ganaremos. Se es cruz, perderemos. El destino se revelará". Tiró la moneda en el aire y todos miraron atentos como aterrizaba. Era cara. Los soldados estaban tan contentos y confiados que atacaron vigorosamente al enemigo y consiguieron la victoria. Después de la batalla, un teniente le dijo el general, "Nadie puede cambiar el destino"."Es verdad", contestó el general mientras mostraba la moneda al teniente, que tenía cara en ambos lados.

Soñando

El gran maestro Taoísta Chuang Tzu soñó una vez que era una mariposa revoloteando aquí y allá. En el sueño no tenía conciencia de su individualidad como persona. Era sólo una mariposa. De pronto, se despertó y se encontró ahí acostado, una persona otra vez. Pero entonces pensó para sí mismo, "¿Era antes un hombre que soñaba ser una mariposa, o soy ahora una mariposa que sueña ser un hombre?"

Egoísmo

El Primer Ministro de la Dinastía Tang fue un héroe nacional por su éxito como estadista y como líder militar. Pero a pesar de su fama, poder, y salud, se consideraba un humilde y devoto Budista. A veces visitaba a su maestro Zen favorito para estudiar con él, y parecía que se llevaban bien. El hecho de ser primer ministro parecía no afectar su relación, que parecía ser la de un venerado profesor y un respetuoso alumno. Un día, durante su visita usual, el Primer Ministro le preguntó al maestro, "¿Su Reverencia, qué es el egoísmo de acuerdo al Budismo?" La cara del maestro se volvió roja, y con una voz condescendiente e insultante, le respondió, "¿qué clase de pregunta estúpida es esa?" Esta respuesta inesperada impactó tanto al Primer Ministro que se quedó callado y furioso. El maestro Zen sonrió y dijo, "ESTO, Su Excelencia, es egoísmo".

Feliz fin de semana.

jueves, 11 de septiembre de 2008

Clase creativa


Un buen libro es un buen libro. Así de simple.

Cuando cientos de libros se publican al año para enseñarnos cómo gestionar mejor nuestras organizaciones o nuestro talento a mi me vienen dos eternas preguntas a la cabeza: ¿Tan mal están nuestras organizaciones? y ¿Hay tanto que decir? Desgraciadamente a ambas preguntas contesto con un sí.

Y aunque si bien es cierto que en ocasiones existen libros con demasiadas cosas en común, creo realmente en la eficacia de este material para descubrirnos nuevos enfoques, nuevas herramientas y sobre todo, nuevas estrategias.

Ese es el caso de este magnífico libro. Un compendio de elementos muy bien estudiados y argumentados que ponen de manifiesto que debemos prestar más atención a este fenómeno denominado "clase creativa". Un concepto creado por Richard Florida que Juan Carlos Cubeiro ha transformado para convertirlo en un compendio de clases. Profesionales que aportan confianza, orientación al cliente, proactividad, ingenio e iniciativa. Una clase necesaria, una clase que servirá de ariete contra la crisis. Contra ésta y contra cualquier otra.

Pero el libro no sólo nos demuestra quienes son o qué aportan, si no que además nos da técnicas muy fáciles de implementar para atraer, gestionar (que no retener) e incluso crear trabajadores con este perfil.

Personalmente existe una parte que me ha encantado y así se lo hice saber al autor. El factor eureka.

Tras especificar la teoría de Arquímedes, resume "flotar o no flotar no depende sólo de la materia de la que estés hecho sino también del líquido laboral y afectivo en el que se intenta nadar"
Algo que nos ayuda a todas las personas a descubrir en ocasiones el porqué no estamos funcionando y dónde debemos actuar para superar esos lastres o debilidades.

El capítulo va avanzando y llega mi parte preferida, una historia sobre un monje y una flor. Quizá porque la moraleja que saco resume mi filosofía de observar las cosas simples, aquellas que no le prestamos atención por su "normalidad". Quizá porque la manera de enseñar es cercana a la mia y me identifico. El caso es que el capítulo crece por momentos.

Finaliza con una explicación fabulosa del uso de la sorpresa y de su utilización positiva en nuestro desarrollo. Algo sin duda muy oportuno y muy cercano a mi actitud.

Pero bueno, ese es sólo una de las partes de este práctico libro. Tiene doce más. Cuatro horas de lectura bien acompasada que repleta de referencias, te abre a un universo de descubrimiento fantástico y a una conclusión lapidatoria:

"la clase creativa está aquí y para tener un futuro exitoso, debes contar con ella"

miércoles, 10 de septiembre de 2008

DAFO


El Análisis DAFO o Análisis FODA (en inglés SWOT - Strengths, Weaknesses, Opportunities, Threats) es una metodología de estudio de la situación competitiva de una empresa dentro de su mercado y de las características internas de la misma, a efectos de determinar sus Debilidades, Amenazas, Fortalezas y Oportunidades. Las debilidades y fortalezas son internas a la empresa; las amenazas y oportunidades se presentan en el entorno de la misma.

Durante la etapa de planificación estratégica y a partir del análisis DAFO se debe poder contestar cada una de las siguientes preguntas:

¿Cómo se puede detener cada debilidad?
¿Cómo se puede aprovechar cada fortaleza?
¿Cómo se puede explotar cada oportunidad?
¿Cómo se puede defender de cada amenaza?

Esta herramienta fue creada a principios de la década de los setenta y produjo una revolución en el campo de la estrategia empresarial. El objetivo final del análisis DAFO es poder determinar las ventajas competitivas que tiene la empresa bajo análisis y la estrategia genérica a emplear por la misma que más le convenga en función de sus características propias y de las del mercado en que se mueve.

El análisis consta de cuatro pasos:

Análisis Externo (También conocido como "Modelo de las cinco fuerzas de Porter")
Análisis Interno
Confección de la matriz DAFO
Determinación de la estrategia a emplear

Análisis Externo

Los elementos externos que se deben analizar durante el análisis DAFO corresponden a las oportunidades y amenazas que la empresa tiene frente a sus competidores, proveedores, legislación y gobierno.

Algunas de las preguntas que se pueden realizar y que contribuyen en el desarrollo del análisis dependiendo de si representan una oportunidad o una amenaza son:

Oportunidades

¿A qué buenas oportunidades se enfrenta la empresa?
¿De qué tendencias del mercado se tiene información?
¿Existe una coyuntura en la economía del país?
¿Qué cambios de tecnología se están presentando en el mercado?
¿Qué cambios en la normatividad legal y/o política se están presentando?
¿Qué cambios en los patrones sociales y de estilos de vida se están presentando?

Amenazas

¿A qué obstáculos se enfrenta la empresa?
¿Qué están haciendo los competidores?
¿Los requerimientos de productos están cambiando?
¿Se tienen problemas de recursos de capital?
¿Puede algunas de las amenazas impedir totalmente la actividad de la empresa?

Para realizar el mismo puede utilizarse el modelo de las cinco fuerzas de Michael Porter.

El análisis externo, permite fijar las oportunidades y amenazas que el contexto puede presentarle a una organización. De acuerdo a Porter existen cinco fuerzas que determinan las consecuencias de rentabilidad a largo plazo de un mercado o de algún segmento de éste. La idea es que las empresas deben evaluar su posición frente a éstas cinco fuerzas que rigen temporalmente la competencia industrial:

1. Amenaza de entrada de nuevos competidores
2. La rivalidad entre los competidores
3. Poder de negociación de los proveedores
4. Poder de negociación de los compradores
5. Amenaza de ingreso de productos sustitutivos

Análisis Interno

Los elementos internos que se deben analizar durante el análisis DAFO corresponden a las debilidades y fortalezas que se tienen respecto a la disponibilidad de recursos de capital, personal, activos, calidad de producto, estructura interna y de mercadeo entre otros.

El análisis interno, permite fijar las fortalezas y debilidades de la organización, realizando un estudio que permite conocer la cantidad y calidad de los recursos y procesos con que cuenta el ente.

Para realizar el análisis interno de una corporación deben aplicarse diferentes técnicas que permitan identificar dentro de la organización que atributos le permiten generar una ventaja competitiva sobre el resto de sus competidores.

Algunas de las preguntas que se pueden realizar y que contribuyen en el desarrollo del análisis dependiendo de si representan una debilidad o una fortaleza son:

Debilidades

¿Qué se puede mejorar?
¿Que se debería evitar?
¿Qué percibe la gente del mercado como una debilidad?
¿Qué factores reducen las ventas o el éxito del proyecto?

Fortalezas

¿Qué ventajas tiene la empresa?
¿Qué hace la empresa mejor que cualquier otra?
¿A que recursos de bajo costo o de manera única se tiene acceso?
¿Qué percibe la gente del mercado como una fortaleza?
¿Qué elementos facilitan obtener una venta?

Una vez descrito las amenazas, oportunidades, fortalezas y debilidades de la organización podemos construir la Matriz DAFO, matriz que nos permite visualizar y resumir la situación actual de la empresa y...
...Definir la estrategia

Con los resultados del análisis DAFO, la empresa deberá definir una estrategia. Existen distintos tipos de estrategia empresariales:

Defensiva:
La empresa está preparada para enfrentarse a las amenazas. Si su producto o servicio ya no se considera líder, ha de resaltar lo que le diferencia de la competencia. Cuando baje la cuota de mercado, ha de buscar clientes que le resulten más rentables y protegerlos.

Ofensiva:
La empresa debe adoptar una estrategia de crecimiento. Cuando las fortalezas son reconocidas por sus clientes, es posible atacar a la competencia para resaltar las ventajas propias. Cuando el mercado está maduro es posible tratar de “robar” clientes lanzando nuevos modelos o servicios.

Supervivencia:
La empresa se enfrenta a amenazas externas sin las fuerzas internas necesarias para luchar contra la competencia. Es aconsejable dejar las cosas tal y como están hasta que se asienten los cambios que se producen.

Reorientación:
Aparecen oportunidades que se pueden aprovechar, pero la empresa carece de la preparación adecuada. Será necesario cambiar de política o de producto o servicio porque los actuales no están dando los resultados esperados.

También es importante tener en cuenta que el DAFO no sólo sirve para las organizaciones si no para nuestra vida personal y la consecución de nuestros objetivos del día a día.

*artículo extraído de diversas fuentes como wikipedia, guía de calidad y herramientas para el desarrollo de Roger Green.

martes, 9 de septiembre de 2008

El día chicle


¿Te has dado cuenta de la cantidad de tiempo que pierdes? Es increíble que a veces, cuando realmente efectúas una fórmula efectiva de organización, tu día se estira como si fuese chicle y te da tiempo a hacer muchas más cosas de las que creías que realmente podías hacer inicialmente.

El pasado martes tuve uno de esos días chicle. El objetivo, tener dos sesiones de coaching, ver a siete personas, comer con otra, organizar una cita entre dos de ellas para resolver temas laborales, cenar con mis amigos Joaquín y Javier en su casa. Aparentemente imposible.

Lo cierto es que al principio al llegar a la cama y tras haber realizado todo lo anterior creí que había sido suerte, pero recordando el fabuloso libro de Rovira y Trias de bes, ahora ya puedo decir que todo fue fruto de mi forma de trabajar.

Las citas de trabajo son lo más importante con lo cual, ambas fueron por la mañana, primera reunión a las 9:00, segunda a las 11:00. El coaching estaba realizado y era la hora del aperitivo, así que llamé a una de las personas a las que tenía que ver, mientras confirmaba con la segunda la comida. La persona con quien me tomé algo, era quien quería resolver temas laborales con quien yo comería. Mi intención, cuando me dejase en el restaurante, se conocerían y así todo sería más fácil después.

Sin embargo, en ocasiones las sorpresas son agradables y finalmente terminamos comiendo los tres juntos, hablando del coachig, de nosotros y por supuesto, de los temas que ellas querían tratar. Un buen comienzo de día. Antes de que llegaran los postres, dos personas me confirmaron que ya estaban en Sevilla y que se dirigían al restaurante en el que me encontraba. Tras pedir permiso y viendo que a todo el mundo le parecía bien, terminamos tomando café y generando networking entre ellos.

Unas risas, unos besos y una de las personas me lleva al nervión plaza, donde había quedado una hora después con otras dos personas para vernos. llegamos con tres cuartos de hora y eso me facilita reunirme en privado con mi acompañante y otra persona. Finalmente y cuando aparece mi cita posterior. Un agradable encuentro, una charla conjunta, más networking entre ellos y los primeros nos abandonan. Mientras ellos se despiden, me comunico para confirmar la cena y para quedar tras ella con otro amigo que me acercaría al terminar la reunión que iba a comenzar desde el centro comercial hasta el lugar de la cena.

Y así fue transcurriendo el día cuando me quise dar cuenta estaba frente a una fabulosa cena hecha por Javier y una estupenda compañía.

¡¡Incluso quedaba tiempo para después de ella quedar con alguien más!! (que no pudo ser pues mi estado de felicidad era pleno y preferí disfrutar de ese momento)

Todo el mundo tuvo una agradable sensación y así me lo hicieron saber en mensajes posteriores, me sentí bien de poder haber visto a todas las personas con las que había quedado, haber podido realizar mi trabajo y enriquecido mi vida personal. Y aunque no negaré que evidentemente el cansancio era sublime, quienes me conoces saben que debí caerme en la marmita de red bull cuando era pequeño, así que lo hice con agrado y siempre con una gran sonrisa en la cara.

El truco para convertir tu día en un día de chicle: Organización.

Realiza lo urgente e importante al comenzar el día.
Utiliza la tecnología y realiza una agenda flexible.
No cierres horas estancas.
Intenta compartir momentos, realizar citas multiples (siempre que se pueda)
Comparte escenario. (utiliza una cafetería o restaurante como lugar fijo mientras que otras personas rotan)
Y sobre todo, hazlo todo porque te apetezca, no por obligación.

Pero como la verdad es que no soy perfecto y mi cabeza a veces me juega malas pasadas, el siguiente día fue un poco caótico, el problema: No llevaba el cargador del móvil, en las tiendas no encontraba sustituto (bendito iphone yankee) y me quedé sin batería.

Pero bueno, sin duda falta de previsión, que solucionaré otro día.

lunes, 8 de septiembre de 2008

Zodiac


Por aquellas casualidades que tiene el destino o por que simplemente algunas veces pasa, este fabuloso thriller pasó casi inadvertido por las salas como si de otra película de jóvenes y asesinos con caretas se tratase. Quizá por mi saturación con el género o por que el cartel no me decía mucho en su día no fui a ver la película. Y poco a poco, aunque conozcas su existencia, su director, su historia, e incluso alguna recomendación, no te llama la atención en exceso. Pasan los meses y ves la carátula en mi paseo quincenal de compra de dvds, la compras junto a la maldición del escorpión de jade y a big fish (película que compro por tercera vez), pero termina colocada en el mueble del salón, con intención de verla. Pero nunca encontraba el momento.

Sin embargo, ayer domingo tuve una buena conversación sobre cine con un alumno y tras comprobar que Juan (que así se llama) tiene un buen criterio y una fabulosa autonomía fuera de los convencionalismos y del circuito comercial, decido llegar a casa, encender el dvd y el equipo de sonido y me tiro literalmente (ya que mi cansancio tras las clases era evidente) a ver zodiac.

"El asesino del zodiaco" es el caso sin resolver por antonomasia. El comportamiento violento y destructivo de un loco que nunca ha sido atrapado; el escurridizo asesino de los mensajes cifrados que aterrorizó a la nación, el Jack el Destripador norteamericano. Se responsabilizó públicamente de 13 víctimas, luego de más, dos docenas más. La policía le atribuyó siete, cinco muertos. Puede que nunca se sepa el auténtico número de muertos. Una cosa es cierta: ese número incluye a los vivos. Basado en la historia real, "Zodiac" relata cómo un asesino en serie aterrorizó al área de la Bahía de San Francisco y se burló de las autoridades en cuatro jurisdicciones con sus claves y sus cartas durante décadas. Dar caza al cazador se convertiría en una obsesión para cuatro hombres, una obsesión que los convertiría en fantasmas de lo que eran antes, sus vidas construidas y destruidas por el innumerable rastro de pistas del asesino.

Una película que realmente me enganchó en sus dos horas y media de duración de duración y en la que podemos observar varios elementos para el desarrollo de nuestras habilidades, pero que sin duda me quedo con una por lo que me concierne. La diferencia que debemos tener entre la perseverancia, la obstinación y la obsesión.

Como todo el mundo sabe, una de las características para mi fundamentales del liderazgo y de la consecución de éxito es la perseverancia. Cada día hay que levantarse pensando en qué vamos a hacer para conseguir acercarnos un poco a nuestra meta. En la cinta, un magistral Robert Downey Jr. (nunca me cansaré de celebrar su regreso a las pantallas) refleja un perfil de triunfador, de periodista "con firma" que poco a poco se va desmoronando al ser incapaz la policía tras ser amenazado y mientras pasan los años, de capturar al verdadero zodiac. En este caso podemos ver que su personaje pasa la famosa cadena de la incertidumbre que ya comenté el otro día. Él es el único de los papeles principales que no comienza el proceso por la perseverancia. Por eso centrémonos en otro personaje, el del aparentemente protagonista, el dibujante Graysmith.

Es evidente que para que seamos perseverantes en algo, el objetivo debe atraernos y resultarnos atractivo. Es su caso y tras amenazar a los autobuses escolares y tras sufrir los miedos de perder a su hijo, el decide ayudar a investigar para que atrapasen al asesino. Cada día pone su granito de arena, cada día da un paso para alcanzar su objetivo.

Pese a los reveses de las investigaciones, cada día trabaja. Eso es perseverancia.

Sin embargo todo cambia cuando tras varios años, la policía no consigue nada y sus averiguaciones parecen que le llevan a algunos nombres. Entonces la captura del asesino se trasforma en obstinación.

Es curioso que mientras que para algunos gurús esta palabra es digna del liderazgo, para mí ya supone haber caído en una peligrosa actitud. La delgada línea que separa la perseverancia y la obstinación es evidente y por ello, necesita que le prestemos especial atención.

Revisa tu situación: Cuando comiences a renunciar a elementos que antes eran prioridades, cuando comiences a mostrarte poco flexible y comiences a rechazar que existen otras vías para alcanzar el objetivo, estás comenzando la cadena fatal de la obstinación.

Pero sin duda existe un tercer paso, uno en el que todos estamos de acuerdo que la aportación positiva es bastante escasa y uno que por desgracia también vive nuestro protagonista. La obsesión. Una persona obstinada puede ir creando y presentando una realidad en la que ya nada cuente, renuncia a todo lo demás, incluso a cosas fundamentales que le permiten vivir con tranquilidad y corrección.

Según el colegio de psicólogos, "Las obsesiones son persistentes ideas, pensamientos, impulsos o imágenes que son experimentadas como intrusivas e inapropiadas y que causan marcada ansiedad o angustia. Las características de intrusión e inapropiedad de las obsesiones han sido descriptas como "ego distónicas". Esto se refiere a la sensación del individuo de que el contenido de la obsesión le es extraño, no está dentro de su control y no es la clase de pensamiento que esperaría tener. De cualquier modo, el individuo es capaz de reconocer que las obsesiones son producto de su propia mente y que no son impuestas desde fuera (como en la inducción de pensamiento)."

La película es magistral para visualizar el deterioro que una persona puede sufrir si comienza la cadena negativa y por tanto, si se acerca a su propia destrucción.

Pero ¿cómo evitamos caer en la obsesión?

Observa si donde antes había conductas habituales del día a día y rutinas satisfactorias como charlar con algún compañero, salir a pasear, al cine o a cualquier otra actividad, ahora sólo aparece (o en un alto número de ocasiones) el elemento de nuestra obstinación. Hazte siempre una pregunta e intenta ser realista ¿Puedo dejar de hacerlo? ¿Puedo dejar de perseguir este objetivo? Evidentemente una persona que ya está obsesionada siempre contestará que sí, por tanto debemos ponernos a prueba y si es necesario en tratamiento. Pero evidentemente, eso en el peor de los casos.

Gracias a la película zodiac, podemos comprender algunos peligros y algunas actitudes destructivas. Pero como nuestra intención es ser constructivo, aquí dejo mi resumen final:

La perseverancia es un esfuerzo continuo. Es un valor fundamental en la vida para obtener un resultado concreto; siempre es gratificante iniciar un proyecto, existe una gran ilusión, sueños y esperanzas. Ese proyecto puede ser iniciar un nuevo ciclo escolar donde comenzarán resistencias y problemas. En esta nueva experiencia conoceremos personas que no nos agradan, o las exigencias podrán ser agotadoras; entonces necesitamos tener la perseverancia bien asimilada para no ser derrotados y tener la satisfacción de haber luchado por llevar a cabo las actividades necesarias para alcanzar lo que nos propusimos.

Con la fortaleza se obtiene la perseverancia y esto nos permite no dejarnos llevar por lo fácil y lo cómodo. Cuando hablamos de este valor, valdría la pena tomar un papel y ver nuestros propósitos para revisar si los estamos cumpliendo. Por otro lado, a veces no conocemos realmente a fondo nuestras capacidades para poder establecer objetivos que realmente podamos alcanzar.

Cualquier meta que emprendamos, debe de estar acompañada de los medios que vamos a utilizar para conseguirla, y pensar qué nos hace falta para alcanzarla. Estas herramientas son nuestras habilidades, posibilidades y conocimientos, y pensar cómo aplicarlas. La perseverancia requiere sentido común y pensar que tal vez no lo logremos de inmediato; sin embargo es importante volverlo a intentar, porque la perseverancia brinda estabilidad, confianza y es un signo de que estamos madurando o tomando conciencia de nuestra responsabilidad ante las cosas. Necesitamos estar preparados para enfrentar los retos que el mundo actual presente, con un compromiso pleno y decidido para cumplir nuestra vocación con entrega y espíritu de servicio.

¿Cómo desarrollamos la perseverancia?

Lo podemos lograr si...

Somos constantes en nuestras actividades y prevemos los obstáculos.
Tenemos firmeza en las dificultades y somos constantes en la búsqueda del bien.
Enfrentamos los retos sin miedo, con un compromiso pleno y decidido para cumplir con nuestra vocación, sea lo que sea.
Aprendemos a valernos por nosotros mismos y trabajamos con empeño para alcanzar nuestras metas.
Estamos conscientes que nadie puede responder por nosotros.
Transformamos nuestros sueños, les damos vida y luchamos para convertirlos en realidad.

Feliz semana.

viernes, 5 de septiembre de 2008

Tres momentos


Termina una estupenda semana laboral en la que he podido visitar lugares maravillosos como Sevilla, Cádiz y mi siempre valorada Fundación Jaime Vera, con sus estupendos cuadros jóvenes. Hoy es viernes y quiero compartir algo que me gustaría que conociérais.

El pasado lunes, una de las personas que con más ganas leen este blog, Chelo Peguerolés, me escribió un mail en el que tras varios comentarios sobre el blog y sobre la nueva organización, me comentó por encima sus vacaciones y lo hizo de una manera muy simple, cogió la idea de mi post del 18 de Agosto y escribió sus tres mejores momentos de las vacaciones.

Pero ahora hagamos un pequeño esfuerzo más y escribamos no sólo esos tres buenos momentos, si no un compromiso. Elige uno de ellos, y comprométete a cumplirlo de nuevo en una fecha próxima. Si lo vamos consiguiendo ¿no sería fantástico revivir una y otra vez, los buenos momentos que cada mes vayamos generando?

Por ejemplo, desde el pasado 18 de Agosto hasta ahora, mis tres momentos preferidos han sido:

- Mi estupendo viaje a Zaragoza con Alex, Ele y Diana.
- El recibir los mails de muchos de vosotros cuando comencé a escribir de nuevo.
- Recibir la llamada del buen ritmo de venta de los tacones de oz.

Espero poder seguir recibiendo los mails y que los tacones de sigan vendiendo, así que me comprometeré con la primera de ellas.

"Me comprometo que a lo largo de este mes, realizaré un viaje no planificado con alguien que me apetezca a un lugar desconocido al menos por uno de nosotros"

¿Funcionará? Feliz fin de semana

jueves, 4 de septiembre de 2008

En clave de talento



Hoy comienzo esta nueva sección semanal en la que recomendaré un libro que aporte una mirada óptima y constructiva del liderazgo, la gestión de talento o el coaching. Y lo cierto es que cuando me planteaba qué libro escoger no sabía si seleccionar libros que ya estuvieran publicados hace meses o no. La elección, por situarme en un plano más actual y con mayor recorrido, será hablar de libros que estén a punto de salir a la venta o acaben de hacerlo (aunque no descarto hablar de algún clásico o libro fundamental de vez en cuando)

Como primera recomendación, "En clave de talento" es un libro que creo que servirá como buen punto de inicio, ya que por un lado es un libro muy claro y responsable y por otro es un auténtico repaso de las mejores prácticas estratégicas de recursos humanos a través de casos prácticos reaizados por reconocidos expertos.

Un segundo punto a tener en cuenta es que los derechos de autor serán donados a la asociación APSURIA, que trabaja para la rehabilitación e integración de niños y jóvenes discapacitados. Sin duda una buena muestra de cómo ejercer un liderazgo comprometido.

Desde aquí felicito a sus creadores por que sin duda, en un momento en el que todo el mundo habla de herramientas y técnicas dispares, hacía falta que alguien recogiera un muestrario de las prácticas más eficaces en un solo libro.


Extracto de la introducción de Antonio Pamos, en el que habla de las partes del libro y de sus autores.


Le ofrecemos la oportunidad de realizar un viaje a través de lo que lo anglosajones han dado en llamar las mejores prácticas en consultoría de recursos humanos. Le invitamos a compartir con los mejores profesionales sus proyectos de referencia. Le animamos a que tome cuanto necesite de lo que va a leer a continuación y lo aplique en su cotidianeidad. Y, sobre todo, que extrapole la mecánica con la que este panel de expertos ha sabido aunar ante una necesidad concreta la teoría intemporal con su aplicación práctica.

Este viaje tiene un total de veinte estaciones. En cada una de ellas estará acompañado de un experto de reconocido prestigio, que será su cicerone entre parada y parada. Como el viaje es largo, los paisajes serán variados. Transitará por tres paisajes diferentes y tendrá la oportunidad de conocer diversos aspectos de cada uno de ellos. Su guía en ese momento le indicará a qué tiene que prestar más atención y le ofrecerá la mejor perspectiva de lo que va pasando ante sus ojos. A la vez, le irá preparando para llegar a su destino: la excelencia profesional.

El primer paisaje por el que transitará será el de las personas. Entonces, conocerá situaciones reales en la gestión de trabajadores que han requerido la opinión y buen hacer de nuestros autores. Sus acompañantes en esos momentos serán Pilar Gómez Acebo, con quien viajará por la economía de los sentimientos; José Aguilar, quien le introducirá en la retención del talento; Vivian Acosta, que le mostrará los escenarios del coaching como proceso de cambio; Ovidio Peñalver, quien atraerá su atención con un programa multicanal de liderazgo; Carlos García Otero le invitará a pasar por Caja Segovia y le entretendrá con su proceso de rejuvenecimiento y modernización de la plantilla. Por su parte, Carlos Monserrate le iniciará en las mejores artes para presidir un comité de búsqueda de talento, mientras que José Medina le expondrá cómo se sitúa el consultor ante la toma de decisiones. Y sin olvidar a los que estuvieron ahí antaño, en el día a día, a los más mayores, José Ignacio Cases les dedica su experiencia en la mejora del servicio de teleasistencia en la Comunidad de Madrid.

El segundo tipo de paisaje por el que va a marchar es el de las organizaciones. Es entonces cuando tendrá que dejar sitio para que se sienten a su lado profesionales de la talla de Javier Fernández Aguado que le hablará sobre cómo se transforma la organización desde el comité de dirección; José Manuel Casado le detendrá en la gestión del cambio; con Javier Cantera compartirá el diseño y desarrollo de un modelo de competencias y con Carlos Sánchez conocerá las claves para reducir la rotación no deseada. Pilar Jericó va a hacerle partícipe de una experiencia de mejora del clima laboral para aumentar el compromiso y Enrique de Mora le enseñará cómo gestionó la innovación en una cadena hotelera. José Manuel Chapado le conducirá por los recovecos del mundo de la banca y le hablará del proceso de formación en una entidad financiera; tal y como hará Juan Carrión cuando comparta con usted su experiencia en la definición de un cuadro de mando en una empresa constructora. Nuestra presencia por los parajes de la organización se completará con un doble invitado, María Jesús Álava y Fernando Gastón, quienes le aleccionarán con su ejercicio en la intervención en una dirección estratégica de una compañía en pleno proceso de expansión.

Prometíamos contemplar tres paisajes: el de las personas, el de las organizaciones y, finalmente, el de la sociedad. Y aquí, ante este último, le planteamos tres paradas con otros tantos compañeros de viaje: Íñigo Manso, quien le introducirá en la responsabilidad social corporativa como herramienta de desarrollo directivo, Marcos Urarte con el que departirá sobre la responsabilidad social corporativa en el sector farmacéutico y Marta Williams que, junto a Clara Longares y Martín Farina, diseccionará la evolución del liderazgo en España durante los últimos diez años.

Un total de veinte paradas junto a veinte compañeros de viaje, que conforman veinte experiencias, que muy amablemente, y de manera desinteresada, sus autores han decidido compartir con usted con el único fin de hacer más grande lo que nos une en estos momentos: la consultoría de recursos humanos.



Citas de contracubierta

«Los que deseen conocer las técnicas más actuales en consultoría estratégica de recursos humanos, tienen en sus manos un excelente compendio realizado por profesionales de reconocido prestigio en este campo. Es una obra perfecta para engrasar la maquinaria de tus conocimientos».

Juan Mateo
Presidente de Training Lab

«Este libro es el resultado de la elaboración de unas piezas que encajan a la perfección y que, juntas, componen un mosaico de experiencias, vivencias y prácticas que pueden servirnos de guía en el arte de la gestión de personas».

Marta Romo
Gerente de Eurotalent

«Si hay algo que destaca en esta lectura es el sentido común y la dimensión práctica con la que los autores han aderezado sus aportaciones. Este detallado repaso a los pilares que influyen en las políticas de recursos humanos es un marco de referencia que sirve de barómetro para medir la calidad de las decisiones que tienen que ver con el talento».

Juanma Roca
Jefe de sección de La Gaceta de los Negocios

«Una compañía innovadora debe ser capaz de interpretar y desarrollar los factores clave de éxito que configuran sus propios espacios de talento. En clave de talento es un magnífico escenario para transitar por el apasionante, pero complejo, mundo del factor humano en las organizaciones».

Francisco Loscos
Director de recursos humanos de Imaginarium

miércoles, 3 de septiembre de 2008

Predictive Index


Es mi intención a partir de ahora mostrar aquí todos los miércoles una herramienta útil que nos sirva para ser mejores. Y para empezar quiero descubriros un sistema que me dejó asombrado por su aparente simpleza y su capacidad resolutiva. Se llama Predictive Index (PI).

PI Worldwide es una red internacional de consultoras que ayuda a las empresas a alcanzar mayor éxito enfocándose en su activo más importante; las personas.

Con la utilización de una herramienta práctica y probada llamada Predictive Index® (PI), le ayudamos a que el desempeño de los empleados sintonice con los objetivos de su empresa. Y a través de la experiencia y profesionalidad de nuestros consultores le proporcionamos a su equipo directivo el conocimiento y la habilidad para motivar mejor, dirigir mejor y
sacar el máximo rendimiento del potencial de los empleados.

Para empresas de todos los tamaños, desde Bancos a equipos de futbol, nuestro enfoque científico y validado ofrece una ventaja competitiva susceptible de ser medida. Mejorar la comunicación interna, dirigir más eficazmente, tomar decisiones de contratación más inteligentes y fundamentadas, reducir la rotación ... todo ello contribuye a mejorar el desempeño, la productividad y la rentabilidad...

Como dicen desde la empresa PI Asociados, una de las más experimentadas con este proceso y licenciataria del producto a nivel nacional:

"El sistema Predictive Index mejora la eficacia y productividad a todos los niveles de la organización. Como indicador práctico y fiable del comportamiento en el trabajo, le ayuda a tomar decisiones inteligentes y con sentido - con mejores resultados para la empresa y para las personas que en ella trabajan."

Pero como sin duda, es mejor demostrarlo con un ejemplo práctico, tuve el honor de poder pasar por la experiencia en primera persona y tras dos simples relaciones de adjetivos, de una manera casi inexplicable, este fue mi resultado:

RESUMEN
Ruben es una persona dinámica, segura de sí misma e independiente, impulsado hacia la competitividad, la iniciativa, el sentido de la urgencia y la capacidad de tomar decisiones y responsabilizarse de ellas. Puede reaccionar y adaptarse rápidamente a condiciones cambiantes y aportar nuevas ideas para tratarlas.

Su motivación está dirigida a que las cosas se hagan rápidamente. Responde de forma positiva y activa al desafío y a la presión, y tiene confianza en su capacidad de manejar nuevos problemas y personas. Se trata de una persona sociable y ecuánime, un comunicador vivo y entusiasta, que tiende a ser un poco más autoritario que persuasivo en su estilo. ruben habla con brevedad, con seguridad y convicción, y es una influencia estimulante sobre los demás, siendo al mismo tiempo firme, directo y seguro de sí mismo en su trato con ellos.

Su ritmo de trabajo es claramente más rápido que la media. Aprende y emprende acciones rápidamente. Por otro lado se volverá impaciente e inquieto si tiene que trabajar de forma repetitiva con detalles rutinarios o trabajo estructurado; delegará dicho trabajo si su posición lo permite y efectuará un seguimiento centrado en la finalización y el logro, más que en cómo se han hecho las cosas. Con un interés en otras personas y su desarrollo, ruben delegará la autoridad, limitando dicha delegación a personas en quienes tiene niveles elevados de confianza y con un seguimiento presionando para la obtención de resultados a tiempo.

Toma decisiones que conciernen a personas y a situaciones de forma rápida. Valora lo que sucede a nivel general y, más que investigar exhaustivamente, aúna la información de que dispone y emprende acciones de forma convincente. Confía en sus suposiciones acerca de cualquier información que falte y se encuentra cómodo actuando incluso en ausencia de información completa. Para ruben, el avance continuo hacia el objetivo general es más importante que estar siempre exactamente sobre la pista; es flexible y realizará correcciones de rumbo según sea necesario, cuando surja el momento.

Seguro de sí mismo, ruben establece un elevado nivel de logro para sí mismo y para los demás y busca oportunidades para competir y ganar. Aventurado, le estimulan los nuevos desafíos y situaciones y generalmente impulsa a los demás y a sí mismo hacia nuevos horizontes. Es ambicioso, tanto para en lo que se refiere a sí mismo como a la empresa para la que trabaja.


Además, se adjuntan un perfil como estilo de dirección, estrategias y estilo de venta. Todo con bastante precisión y de una credibilidad abrumadora.

Espero que quien tenga la oportunidad pruebe su PI ¿Imaginas todo lo bueno que esta herramienta puede hacer por ti o tu empresa?