miércoles, 22 de octubre de 2008

Y decirte que lo siento


Hace unos meses, publiqué un post que resultó ser todo una herramienta positiva y hoy, tras el fin de semana pasado en el que se sucedieron algunas experiencias complicadas, quiero volver a refrescar esta entrada. Y además, ampliar un poco más su visión.

Soy una persona tremendamente agradecida. Siempre lo he sido. La gente que en algún momento me hace sentirme bien o que me ayuda, aunque sea en lo más minimo, siempre recibe mis agradecimientos. Sin embargo, me doy cuenta de que la mayoría no está acostumbrada a recibirlos.

Una sonrisa, una mirada afectuosa y un gracias, recompensa por un trabajo o un esfuerzo merecido. Es baluarte de nuestra buena disposición y muestra muestra de que pueden contar con nosotros.

Es un ejercicio de credibilidad y de confianza. Agradece cada instante que te ofrecen, cada momento que te regalan y crearás un clima de satisfacción único.

Algo más complicado es el "te quiero". Prejuzgado por interpretarse como una expresión y declaración de amor, el conjunto de ambas palabras ha caído para muchos en lo más hondo de su vocabulario.

Sin embargo, ¿Cuánto hace que no le dices a tu padre o madre "te quiero"? No me refiero al tipico "besos" o gesto de cariño. Me refiero a pararse delante de ellos, mirarles a los ojos y decirles un simple y profundo "te quiero".

¿Y a tus amigos? ¿O gente que te rodea? Decir te quiero es una manera de mostrar que sentimos un afecto especial por esa persona.
Es mostrarnos vulnerables y es por supuesto, un ejercicio de exposición y de compromiso con nuestro interior.

Ahora te propongo una cosa, un ejercicio de coraje y valentía. Coge tu lista de contactos, valen los del móvil, los de outlook o simplemente tu listado de amigos y divídelos en tres grupos.

El primer grupo serán aquellas personas a las que les debes decir "Gracias" pero no hace falta explicar o justificar, ese agradecimiento debe ir limpio, sin impurezas en el mensaje.

El segundo grupo son aquellas personas a las que le dirás "te quiero", evidentemente siguiendo las instrucciones del anterior grupo. Para evitar malos entendidos, puedes incluir la frase "eres una persona muy especial para mí".

Ahora mira el tercer grupo y piensa... ¿estás seguro que no debería estar en ninguno de los anteriores? Si estas seguro... ¿Qué aportan a tu vida?

Después de mucho tiempo pensándolo y analizándolo, no me gustaría tener a mi lado a nadie a quien no pueda incluir en ninguno de los grupos anteriores, pero esto evidentemente, es mi humilde opinión.


Ese fue el post que tanta energía positiva generó, y hoy vamos a dar un paso más en nuestra línea de herramientas. Hoy vamos a pedir disculpas. Pero disculpas de corazón, ten en cuenta que nadie te obliga a hacerlo.

1º Elige a una persona con la que tengas una espinita clavada. No significa que no te lleves bien o incluso que no creas que el problema ya pasó. Simplemente comprende el poder de la liberación y el de la empatía al decir "lo siento".

2º Explica de forma simple y sin justificaciones. No queremos generar un nuevo conflicto.

3º Mira a los ojos a la persona, muéstrate calmado o calmada y si tienes oportunidad coge su mano.

4º Termina, si es posible, con un abrazo.

Y como sabéis que a mi me gusta exponerme el primero, aquí va mi disculpa.

"Siento no ser lo suficientemente profesional como para no separar algunos post de mi estado emocional"

Un abrazo enorme a todos y todas.

10 comentarios:

Eva Lucas dijo...

Y yo te digo: "Gracias"

José Luis del Campo Villares dijo...

Sencillamente guapisimo amigo.

Saludos

Sheila Llamas dijo...

Lo cierto es que este tipo de post hacen a una reflexionar y darse cuenta de las veces que metemos la pata por no demostrar nuestros sentimientos.

Te doy las gracias por todo lo que nos ofreces cada día :)

Rubén Turienzo dijo...

Gracias a ti Eva, por leerme cada día y dar tu sincera opinión. Me gusta saber que siempre tienes un hueco para escribirme unas líneas (en este caso una jeje) ;)

Gracias Jose Luis, viniendo de ti, es todo un halago.

Gracias Sheila, al fin y al cabo esto es recíproco y ahora gracias a la opción de los comentarios, aun más

Eva Lucas dijo...

Mi "GRACIAS" sin explicaciones, porque si me pongo a decirte todas las razones que tengo sería un abuso de espacio. Deberías saber la influencia positiva que estás teniendo en mi vida y en mis sueños. Sólo espero ser capaz de transmitírtelo. Y ahora me voy a poner con el estudio, que si no se escapa la positividad. jeje Un abrazo!

P.D.: Por cierto, que sepáis que lo de escribir todos los días en este blog es casi por obligación, que yo no quería. ;)

Tony Montana dijo...

Grandioso. En este tipo de post te sales

Felicidades

educailusion dijo...

"Eres una personamuy especial para mi".

Rubén Turienzo dijo...

Eva, no tenías que dar más explicaciones jejeje.

Gracias Tony, sé que es la línea que más os gusta, junto con la de los lunes y los viernes por las estadísticas. Los libros flojean bastante y la entrada de los martes es un poco variable. No obstante a partir de Enero y cuando se produzcan todos los cambios que tengo en mente, espero que todo vaya por este camino de aceptación.

Gracias educailusion, me siento privilegiado al poder recibir esas palabras de una buena persona y gran profesional como tú. Tienes toda mi admiración.

Fran_Cebreros dijo...

Rubén, gracias por haberme ayudado a mejorar.
Te quiero porque has conseguido crear dentro de mi una sensación de paz y bienestar que ya dura un mes.
Y perdoname porque al principio te encasillé dentro del grupo de personas con las que no quería involucrarme (después te conoci).

Es una versión "personal" de la herramienta, pero que bien me ha sentado.

Rubén Turienzo dijo...

Fran, gracias por tus palabras y por tu sinceridad.

Esa es la única manera de evolucionar realmente.

Un abrazo