martes, 21 de octubre de 2008

Trabajando en la sombra


Como cada Martes, hoy me disponía a escribir mi entrada de "las enseñanzas del día a día" y debe ser que esta semana ha sido muy intensa porque no sabía por donde empezar. Podría haber hablado de la generosidad y así enganchar con el tema de ayer, podría hablar de la gente que confunde esa generosidad con interés propio y lapida una relación sana. Podría hablar de la desconfianza, de la confusión habitual entre sinceridad y falta de tacto... de cuando te sientes traicionado.

Pero también es cierto que podría hablar de las buenas compañías, la gente amable y cercana, de los refuerzos positivos, del cariño, de la lógica...

Y es que es relativamente comprensible que cuando la gente ve algo que no comprende, siempre tienda a vomitar sobre ti todas sus incertidumbres e inseguridades. Es el coste de trabajar en la sombra.

Las personas que como yo, parte de su trabajo lo dedican a desarrollar escenarios o personas mediante estrategia y planificación corren el riesgo de caer en la sospecha de que estamos todo el día haciendo lo mismo. ¿Te imaginas un electricista que vaya por la calle arreglando las bombillas? ¿Un matemático que vaya contando sus pasos mientras sale a bailar con sus amigos? ¿Un carnicero...? Bueno, eso je je.

Suelo ser transparente, pero a veces te encuentras con personas que dicha transparencia no la soportan y comienzan a rellenar con su información. Ya no ayudas porque crees en la persona, si no porque te interesa, ya no propones ideas por que confías en compartir si no por que crees que tú solo no puedes... en fin, una lástima de pensamiento.

Yo quiero creer en otro tipo de personas, personas como Diana o Antonio, como Joaquin o Zelenia o como Alex, Iván y Borja. Personas como Bea, Inma, Natalia, Juan, Alejandro, Carlos, Aida, Javier, Fran, Fernando... ya sabéis chicos que sois geniales. Esta curiosa raza de personas se apoyan entre ellos y sí, lo hacen sin esperar nada a cambio.

Ayer una amiga me dijo: es el coste de trabajar en la sombra.

Pues estoy muy orgulloso de mi trabajo, yo quiero convertir a decenas de personas en grandes lideres sociales, porque esa es mi función, porque ese es mi trabajo y porque soy feliz haciéndolo. Y quien crea que en las sombras no se puede ejercer de manera positiva, eficaz y generosa, simplemente le pongo una pincelada para abrir su desenfocada mirada.

Gracias a todas las personas que aportan felicidad y positividad cada día en mi vida.


6 comentarios:

Mlo dijo...

no sé a qué te refieres con lo de estar a la sombra. yo siempre he dicho que de no haber sido periodista hubiera sido psicóloga. la gente tiende, sin preguntarles, a contarme sus vidas, sus problemas, sus dudas... a mí me gusta, es como más aprendo, pero sobre mí misma...

competimos!
votame en 20 minutos! o en los que te hagan falta!! suerte!

Eva Lucas dijo...

Gracias por todo. No debe importarte lo que algunas o algunos puedan pensar. Tu labor es muy positiva para mucha gente y lo sabes, porque a los que ayudas te lo decimos y nos alegramos de que pases por nuestras vidas, aunque sea de puntillas. Tú no estás en la sombra porque brillas por ti mismo como todo aquel o aquella que se vuelca en hacer mejor la vida de los demás.

Rubén Turienzo dijo...

mlo, normalmente si vives esa situación es porque demostrarás un nivel de escucha adecuado y serás cercana, atenta y mostrarás atención por los demás. Todo ello es muy buena señal, sin duda.

Respecto al concurso de 20 minutos, la verdad es que yo estoy un poco perdido con eso y ni siquiera sé si me ha votado alguien o no je je.

Gracias a ti Eva por comentar cada día mi entrada y demostrar que aunque sea de puntillas, también se dejan huellas.

María dijo...

Hola Rubén

Una persona con tantas virtudes está predestinado a levantar esas susceptibilidades. Siempre he creído en ti y en todo lo que vas a conseguir.

Espero recuperar el contacto

Un beso

Tony Montana dijo...

Espectacular el video! esta gente es bestial y además te va al pelo con lo que querías expresar, pero ahora tengo una pregunta:

¿Tenías el video ya escogido y lo has adornado con la historia o tenías la historia y has encontrado el video?

...

Supongo que nunca lo sabremos.

Jajajaja

Me parece un blog fascinante porque cada día hay algo entretenido que leer, muchas gracias

Rubén Turienzo dijo...

Gracias por tus palabras María. La verdad es que no sé exactamente quien eres, como comprenderás por tus datos, aunque intuyo que pronto recuperaremos ese contacto perdido.

Me gustará saber de ti y de tu nueva situación.

Jajajjaa Tony ¿El mundo es tuyo?
Lo cierto es que el video es buenísimo y lo había visto hace poco así que lo único que hice fue llevar el tema del que quería hablar por algo que tuviera que ver con eso y elegí las sombras, aunque también podría haber hablado de la flexibilidad, la capacidad de cooperación, el trabajo en equipo...

En fin, que hay que abrir el objetivo y poder observar todos los colores de la paleta.

Gracias por tu apoyo. :)