viernes, 10 de octubre de 2008

Enamórate!


Estos días he leído un artículo que me ha gustado mucho y del cual extraigo unos fragmentos:

"¿Es enamorarse el estado emocional perfecto o un espejismo pasajero que, mientras dura, aliena a la "víctima" hasta el punto de incapacitarle para percibir cualquier cosa distinta de la atracción hacia la persona objeto de sus desvelos? Estas son las dos posturas extremas ante esa coyuntura que constituye el enamorarse de alguien."

"El romántico la defenderá como la situación ideal, porque entiende que nada en el mundo merece compararse con esa felicidad que genera la pasión amorosa. El escéptico o desengañado, sin embargo, aducirá que el amor es una enfermedad pasajera que deja secuelas pero que puede superarse a nada que uno se dedique a lo esencial en la vida: la familia, las aficiones, el trabajo, los amigos... Sin duda, ante el fenómeno del amor cada uno tiene su propia percepción y sensibilidad. Se puede caracterizar el enamoramiento como una "locura" transitoria que no tiene edad y que repercute en gran medida en la vida cotidiana del afectado. Es, normalmente, una emoción que irrumpe sin avisar, intensa y bruscamente y que normalmente se atenuará con el paso del tiempo. El enamoramiento es una experiencia que nos conmueve y conmociona, un estado pasajero en que el mundo tiende a convertirse en un paraíso y la vida en una fiesta: el diálogo, por arte de magia, deviene inagotable; el sentido del tiempo desaparece y el "ser con" y el "ser para" ese alguien se convierte en uno de los ejes de nuestra existencia. El amor, en su primera e impulsiva fase, es una nueva, luminosa y diferente forma de estar en la vida, que sacude nuestros cimientos racionales y nos lleva a vivir desde otra perspectiva."

Aunque suene irónico, el amor puede contemplarse como una patología, como un trastorno ocasional con sus síntomas característicos. Veamos tres de ellos: la idealización de la otra persona, la admiración que sentimos hacia ella y la atribución de un conjunto de características positivas y nobles, omitiéndose los planteamientos críticos. Otro síntoma es la desaparición de la agresividad: para la persona amada, sólo tenemos palabras dulces y amables. Se produce también un cierto trastorno de la atención: todo se nos antoja óptimo, casi mágico. Así, la vida es un regalo e invita a la ensoñación. La comunicación con el enamorado es más comunión que otra cosa y el sentirse adivinado por el otro provee a la relación de sobreentendidos y certidumbre. "Te querré siempre", decimos, insuflados de un optimismo ciego y renunciando a mirar a un pasado poco complaciente.

¿Imaginas si estos síntomas los extrapolásemos al trato con el resto de personas, compañeros o clientes?

- Sentiríamos admiración por las cosas positivas que las personas nos aportan, dejaríamos la negatividad y la crítica en un baúl bien escondido bajo llave.

- Nos comunicaríamos de una manera asertiva, sin agresividad. Intentaríamos no dañar a la otra persona y por supuesto, provocaríamos una situación agradable en cada conversación. Haríamos peticiones y no quejas.

- Optimismo ante la nueva situación y las realidades que nos rodean.

Sería fabuloso estar enamorado de todo el mundo, alienados, felices y constructivos. Intenta enamorarte "de esta forma" estos días del fin de semana, intenta descubrir todo lo que genera y cambia en tus escenarios habituales y el lunes seguimos con nuestro blog.

Feliz fin de semana enamorados.

6 comentarios:

Fran_Cebreros dijo...

No puedo estar más deacuerdo contigo, pero hay un problema, en el 80% de los casos el amor lleva a los celos y los celos.... en fin que la vida con amor es bella pero no tanto como la pintan.

Un Abrazo y buen fin de semana

intoku dijo...

Por eso dicen que es el amor lo que mueve el mundo.

Realmente la experiencia de estar enamorado/a debería poderla sentir todo el mundo...

Buen finde!
Intoku.

Rubén Turienzo dijo...

Gracias Fran, la verdad es que evidentemente el amor conlleva en ocasiones algunos aspectos negativos como los celos. Sin embargo no creo que toda historia de amor esté impregnada de esos sentimientos. Confianza, respeto, generosidad y comunicación son elementos fundamentales para que ello no suceda... ¿imaginas tener además esas cuatro características para todo el mundo? Sería fantástico.

Gracias Intoku, me encanta que veas así la vida, al fin y al cabo es una de las emociones más potentes que podemos sentir y seguro que si supiéramos reconducirla el producto positivo generado sería infalible.

Everybody loves somebody!!!

Feliz fin de semana

Eva Lucas dijo...

La animación es un gran reflejo de lo que es estar enamorado. Qué locura, eh! jeje Pone el broche de oro a una publicación que me ha encantado. Sería maravilloso estar todos y todas "enamorados" de los demás, pero pasaría lo mismo que en una relación de pareja... las peleas y los celos también aparecerían, ¿no crees? También en las grandes amistades suceden estas cosas. Es una lástima, pero la parte negativa está ahí. Sólo podemos intentar que no asome demasiado, pero eliminarla es muy difícil.

Sheila Llamas dijo...

Gran tema ese del amor, a ver para cuando nos cuentas un poco de tu vida privada eh?? jejeje

Rubén Turienzo dijo...

Gracias Eva, yo sólo desearía que reinase un poco más de amor entre nosotros y que sinceramente, fuésemos capaces de pensar un poco en las otras personas antes que en nosotros mismos.

Respecto a lo negativo... en fin, cosas del amor jejeje.

Gracias Sheila, pero... uno debe mantener el misterio no? jejeje